91 314 78 36L - V 10h - 14h y 16h - 18h

Bienvenido Entrar

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

Más información Gestionar cookies

Qué es el factor de protección solar y cuál es el más adecuado para tu piel

Publicado el 06/06/2021

que significa factor de proteccion solar,factores de protección solar,factor protección solar,factor protector solar,fps protector solar

FPS hace referencia al índice de protección solar de un cosmético y es una nomenclatura que te sonará familiar si has utilizado una crema solar alguna vez. Esa sigla corresponde al factor de protección solar, pero ¿qué significa exactamente? y ¿cómo se calcula el factor de protección adecuado según el tipo de piel?

 

Contestaremos a estas y otras dudas acerca del factor de protección solar en este artículo.

¿Qué quiere decir el factor de protección solar?

El factor de protección solar (FPS o SPF por su sigla en inglés) indicado en un envase de crema solar nos indica por cuánto tiempo ese cosmético incrementa la protección natural de la piel frente a las radiaciones del sol.

 

Dicho de otra manera, un protector solar prolonga el tiempo que nuestra piel puede estar expuesta a los rayos ultravioletas antes de que se produzca enrojecimiento o eritema solar.

 

En la práctica, si podemos exponer nuestra piel al sol durante 10 minutos sin que se produzca enrojecimiento, al aplicar una crema con factor de protección solar FPS15 el tiempo de exposición se multiplicará por ese valor (10x15=150 minutos).

 

Sin embargo, este valor es indicativo y hay que tener en cuenta que existen elementos que pueden reducir la acción de un fotoprotector. Además, no debemos olvidar que lo que indica el factor de protección solar es la protección frente al enrojecimiento, pero no ante otros efectos dañinos de la radiación solar.

¿Cómo se calcula el factor de protección solar?

El cálculo del factor de protección solar se consigue con distintas metodologías. Por esto, es posible que un mismo cosmético solar obtenga diferentes valores según el método que se utilice.

 

Independiente del método utilizado, si un producto indica un FPS significa que el laboratorio que lo ha producido ha llevado a cabo una serie de pruebas siguiendo un protocolo que certifica que ese es su factor de protección solar.

 

En Europa para calcular el FPS de un producto se utiliza el método COLIPA, realizado por la Agrupación Europea de Fabricantes de Productos de Cosmética y Perfumería en 1994.

 

En Estados Unidos, en cambio, se utiliza el método FDA y en Australia el SAA.

 

Los parámetros para la determinación del factor de protección varían entre método y método, por lo que puede resultar confuso y complicado compararlos entre sí.

 

El sistema COLIPA adoptado en todos los países UE clasifica diferentes niveles de protección:

  • Bajo: 2, 4, 6.
  • Medio: 8, 10, 12.
  • Alto: 15, 20, 25.
  • Muy alto: 30, 40, 50.
  • Ultra: 50+.

 

Por convención, el FPS 50+ o plus es el factor de protección más alto y se aplica a todos los fotoprotectores con SPF superiores a este número puesto que se considera que a partir de este valor la diferencia en el poder de absorción de las radiaciones es mínima.

¿Cuál es el más adecuado para cada tipo de piel?

Hoy día sabemos que el sol es muy beneficioso para nuestra salud y bienestar, pero también conocemos los riesgos que algunas radiaciones solares pueden provocar en la piel.

 

Por este motivo, buscamos protecciones sobre todo en determinadas estaciones del año cuando hace más calor y nuestra piel está más expuesta o cuando realizamos actividades al aire libre.

 

En estas circunstancias los productos solares son grandes aliados y es tan importante utilizarlos como escoger los productos adecuados.

 

A la hora de elegir producto con fotoprotector hay diferentes elementos que debemos considerar:

 

  • El fototipo. Es una clasificación que va de I a IV que nos indica la capacidad de la piel de absorber las radiaciones del sol. Existen tests que te ayudan a determinar tu fototipo y tu médico o farmacéutico también pueden ayudarte a determinarlo.
  • La edad. Si es para niños, adultos, personas mayores...
  • Necesidades específicas. Si el producto se aplica sobre piel acnéica, si es para una mujer embarazada, para proteger una cicatriz...
  • El Índice Ultravioleta (UVI). Este valor se refiere a la radiación ultravioleta B máxima en la superficie terrestre al mediodía. Varía según el período del año, el día y la hora. Puedes consultarlo, por ejemplo, en las apps de previsiones meteorológicas suelen indicar el UVI, así como se indica en la prensa o en las noticias en la radio y la televisión.

 

Para elegir el factor de protección adecuado puedes utilizar la guía de protección solar del Ministerio de Sanidad y Consumo, calculado en base al fototipo y el Índice Ultravioleta:


Para un correcto uso de las cremas solares

Los productos cosméticos con factor de protección solar son sometidos a pruebas para obtener la certificación FPS y son seguros. No obstante, para que actúen correctamente hay que seguir las indicaciones de aplicación y tener en cuenta que hay otros factores que pueden suponer un riesgo para la piel.

 

¡Vamos por orden! Para aplicar el protector correctamente:

  • Aplica el protector solar media hora antes de la exposición al sol.
  • Repite la aplicación después de un determinado tiempo tal y como está indicado en el envase del producto.
  • Si te bañas, al salir del agua repite la aplicación de producto. Esta acción es recomendada incluso cuando el protector es resistente al agua.
  • Evita la exposición solar entre las 12 y 16 horas.
  • Utiliza el protector incluso en días nublados.
  • Utiliza ropa, gafas de sol y gorro para protegerte mejor de las radiaciones.
  • Evita el uso de protectores abiertos desde hace más de 6 meses.
  • Utilizar protector solar adecuado cuando se practica deporte o cualquier otra actividad al aire libre

 

Otros factores que debes tener en cuenta para proteger tu piel de los rayos dañinos:

 

  • El agua, la arena y, sobre todo, la nieve, reflejan los rayos solares y aumentan los efectos de las radiaciones en la piel.
  • Algunos medicamentos pueden producir fotosensibilidad en caso de exposición al sol.
  • Embarazadas, personas con fototipo bajo o con antecedentes familiares de cáncer deben evitar la exposición o utilizar factores de protección muy altos.
  • Evitar la exposición solar en menores de 3 años.
  • Tomar suficiente agua y seguir una dieta rica en alimentos que contribuyen a proteger la piel y previenen el daño producido por los radicales libres.

Por qué proteger la piel con cremas solares es importante

Un protector solar con el factor de protección solar adecuado, junto a otras medidas para reducir los efectos dañinos del sol no solo nos ahorrará quemaduras, sino que puede ser clave en la prevención de enfermedades más graves.

 

Según la Skin Cancer Foundation más de 2 personas mueren de cáncer de piel cada hora tan solo en Estados Unidos. Y las perspectivas son poco alentadoras ya que la incidencia de estos tipos de cáncer sigue aumentando.

 

La exposición al sol es uno de los factores que incide en la aparición de esta enfermedad y tomar precauciones como usar cremas con factor de protección solar es clave para protegernos del sol.

 

Y tú, ¿ya sabes qué factor de protección necesita tu piel? Si tienes dudas a la hora de escoger un protector solar en nuestro herbolario online, puedes contactarnos.