91 314 78 36L - V 10h - 14h y 16h - 18h

Bienvenido Entrar

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

Más información Gestionar cookies

¿Qué son los radicales libres y qué daños pueden producir en la piel?

Publicado el 13/05/2021

que son los radicales libres,radicales libres,radical libre,que es un radical libre, que son los radicales libres, que son radicales libres

Arrugas, manchas y pérdida de elasticidad en la piel pueden aparecer como efecto del estrés oxidativo, un proceso que produce el envejecimiento cutáneo prematuro y el envejecimiento de otros órganos. Los radicales libres son los que desencadenan esta reacción en el cuerpo y en este artículo vamos a explicar qué son, en qué circunstancias pueden ser dañinos y qué podemos hacer para prevenir o reducir su impacto sobre nuestra salud y bienestar.

¿Qué son los radicales libres en el cuerpo humano?

Un radical libre es una molécula de oxígeno que, debido a las reacciones que se producen en el organismo, pierde su equilibrio y empieza a buscar los elementos que le faltan en otras moléculas para restablecer ese equilibrio. Por este motivo, estas moléculas son muy reactivas y también se les llama ROS, del inglés reactive oxygen species.

 

En su búsqueda por la estabilidad, los radicales libres producen desequilibrios en otras moléculas que pueden, a la vez, producir daños en las células.

 

En 1954 el químico, biólogo y médico Denham Harman fue quien entendió este mecanismo y desarrolló la teoría de los radicales libres y el envejecimiento celular.

 

A continuación, describiremos con más detalle el proceso de formación de los radicales libres.

¿Cómo se producen los radicales libres en el organismo?

El oxígeno es una molécula esencial para la vida y la formación de radicales libres es un proceso natural. Las especies reactivas del oxígeno como los radicales libres son el resultado del metabolismo de las moléculas de oxígeno.

 

Para entender el mecanismo de formación de un radical libre es necesario entender primero cómo se componen las moléculas de oxígeno.

 

Básicamente, hay que saber que cada célula de nuestro cuerpo está formada por moléculas y cada una de éstas por átomos. En los átomos encontramos un núcleo alrededor del cual orbitan electrones. Estos últimos son los responsables de crear enlaces químicos y formar moléculas. Podemos decir que la misión de los electrones consiste en garantizar el equilibrio.

 

Cuando en el cuerpo una molécula es sometida a alguna reacción y pierde alguno de estos enlaces, la molécula pierde su equilibrio y los electrones empiezan a buscar otro electrón para recrear la estabilidad. Para ello, atacarán a otra molécula a la que robarán el electrón que falta. Como resultado, la molécula atacada se convertirá en radical libre.

 

Desde luego, como se trata de un proceso natural, nuestro cuerpo dispone de mecanismos para luchar contra los radicales libres. Los antioxidantes son los encargados de neutralizar los radicales libres cediendo electrones sin perder su equilibrio y prevenir de este modo el daño en las células provocado por la oxidación.

 

Sin embargo, cuando se crea un desequilibrio y el organismo no es capaz de neutralizar los radicales libres, se genera lo que se conoce como estrés oxidativo. Una reacción en cadena que puede llegar a dañar las membranas celulares, las proteínas y el ADN.

¿Cuál es el origen de los radicales libres?

Como hemos mencionado, los radicales libres son un subproducto de las reacciones que se producen en nuestras células.

 

No obstante, también hay factores externos que producen radicales libres:

 

  • Exceso de calorías.
  • Dieta pobre en antioxidantes.
  • Traumatismos y procesos inflamatorios.
  • Contaminación ambiental (humo de tabaco, polución...).
  • Exposición a los rayos UV.
  • Practica de ejercicio muy intenso.

¿Qué daño causan los radicales libres en la piel?

Nuestra piel puede verse afectada por el estrés oxidativo cuando se rompe el equilibrio entre radicales libres y antioxidantes. La oxidación en estos casos afecta a las células del tejido cutáneo atacando el colágeno y la elastina, encargadas de la elasticidad y firmeza de nuestra dermis.

 

Como consecuencia, la piel:

  • Pierde elasticidad y luminosidad.
  • Aparecen arrugas y líneas de expresión.
  • Surgen alergias.
  • Presenta otros síntomas del envejecimiento prematuro como las manchas o la sequedad cutánea.

Cómo eliminar los radicales libres y evitar el envejecimiento prematuro de la piel

El envejecimiento de la piel (y de los demás órganos del cuerpo) es un proceso natural. Sin embargo, existen factores como el estrés oxidativo producido por el exceso de radicales libres en las células que aceleran el deterioro.

 

Aunque nuestro cuerpo ya posee un mecanismo de neutralización de radicales libres, existen algunas acciones que pueden ayudarnos a prevenir el estrés oxidativo y combatir los radicales libres: