91 314 78 36L - V 10h - 14h y 16h - 18h

Bienvenido Entrar

UC-II®: Colágeno no desnaturalizado

Publicado el 20/03/2019

uc-ii,colageno,colageno no desnaturalizado,artritis,cartílago,artrosis,herbolario online, cosmética natural, tratamientos naturales, productos naturales

La molécula de colágeno tiene una estructura helicoidal compleja: está compuesta por tres cadenas de aminoácidos que forman una triple hélice. Entre los muchos aminoácidos, sobre todo, abundan tres: glicina, prolina e hidroxiprolina; también lisina e hidroxilisina. 

Entre las cadenas que forman la hélice se establecen puentes de hidrógeno, lo que confiere a la estructura una gran estabilidad. Se sabe que durante la vida de las personas cambia el número de estos puentes; de tal forma, que el colágeno del recién nacido es blando y muy flexible y, conforme crece el individuo, aumenta el número de estos enlaces, transformándose el colágeno en más duro y resistente, pero menos flexible. 

Con la edad, el colágeno también va disminuyendo su producción de forma progresiva y lenta: comienza a disminuir a los 20-30 años de edad y hacia los 60 ha disminuido en más de un 35%. 

Las fibras de colágeno están formadas por la repetición de una unidad estructural básica denominada tropocolágeno. Cada unidad de tropocolágeno adopta su estructura helicoidal triple exclusiva y, luego, por agrupaciones sucesivas de las unidades se van formando las microfibrillas,  fibrillas y fibras de colágeno. Las fibras de colágeno en el cartílago articular se colocarán formando el entramado de la matriz extracelular y en tendones y ligamentos seguirán agrupándose en fascículos que formarán las fibras tendinosas o ligamentosas. 

Existen muchos tipos de colágeno. Entre ellos, podemos destacar:

  • Colágeno tipo I: se encuentra abundantemente en la dermis, el hueso, el tendón y la córnea. Su función principal es la resistencia al estiramiento. 
  • Colágeno tipo II: se encuentra, sobre todo, en el cartílago, aunque también en el humor vítreo del ojo. Su función principal es la resistencia a la presión intermitente.
  • Colágeno tipo III: abunda en el tejido conjuntivo laxo, en las paredes de los vasos sanguíneos, la dermis y en algunas glándulas. Su función es la de sostén de los órganos expandibles. 

En el cartílago articular, el 90-95% del colágeno es tipo II, pero también hay presencia de colágeno tipo IX, XI, VI, XII y XIV. 

La función principal del colágeno es brindar al organismo la estructura de sostén para órganos y tejidos. A nivel de aparato locomotor, es responsable de la firmeza y elasticidad de las diferentes estructuras e interviene en la transmisión de fuerza en tendones y ligamentos. 

Es decir, el colágeno es fundamental para el buen funcionamiento de articulaciones, huesos, tendones, ligamentos, músculos... Y también de la piel, encías, pelo, uñas, córnea, cristalino... El colágeno ayuda a estas estructuras a que capten el agua necesaria para tener la resistencia y la elasticidad adecuadas. 

Colágeno UC-II®

UC-II® es una marca registrada de cartílago estandarizado en colágeno tipo II no desnaturalizado. Este ingrediente está respaldado por estudios clínicos que lo avalan como un ingrediente útil y eficaz para la salud articular. Su dosis eficaz es muy pequeña, tan solo 40 mg de UC-II® en una única toma. Y presenta un único mecanismo de acción que es por mediación del sistema inmunológico. 

¿Qué significa que el colágeno es no desnaturalizado?

La estructura primaria de una proteína es su cadena polipeptídica, es decir, la secuencia lineal de aminoácidos de dicha proteína. La estructura primaria contiene toda la información necesaria para que la proteína sea única y siempre tenga la misma estructura y función. 

Pero las proteínas para ser funcionalmente activas deben adquirir una estructura tridimensional, resultado del plegamiento de su estructura primaria, que es lo que se conoce como estructura nativa. La estructura nativa es la más estable de todas las estructuras posibles; esta estabilidad se consigue mediante enlaces disulfuro, puentes de hidrógeno y fuerzas no covalentes. Cada proteína posee una única estructura tridimensional que, como ya se ha dicho, depende de su estructura primaria. La estructura nativa de una proteína puede ser una estructura terciaria o una cuaternaria. La cuaternaria sólo la presentan aquellas proteínas formadas por más de una cadena polipeptídica, como es el caso del colágeno, cuya estructura nativa son 3 cadenas polipeptídicas enrolladas entre sí, con enlaces entre ellas, formando una triple hélice. 

Si hay ciertos cambios en las condiciones ambientales, la estructura nativa tridimensional de la proteína puede perderse, proceso que se denomina desnaturalización. Podemos conseguir la desnaturalización de una proteína mediante aumento de la temperatura, cambios drásticos de pH o añadiendo agentes químicos. Y esta desnaturalización, a veces, puede conllevar cambios en sus propiedades físico-químicas y biológicas (hay veces que la desnaturalización es reversible). 

¿Cuál es el mecanismo de acción de UC-II®?

Tras tomar 40 mg de UC-II®, que aporta 10 mg de colágeno tipo II sin desnaturalizar, la triple hélice de colágeno tipo II llega al intestino delgado y allí, es absorbida a nivel de las placas de Peyer. En estas placas de tejido linfoide intestinal se provoca una respuesta inmunitaria que estimula la producción intestinal de linfocitos T, los cuales a través de los vasos sanguíneos y linfáticos llegan a las articulaciones (a las dañadas por artrosis y/o a las sobrecargadas por exceso de ejercicio) donde ejercen una doble función: 

  • Estimulan la producción de citoquinas antiinflamatorias, como TGF-β e IL-10, que son una pieza clave en la inhibición de la cascada inflamatoria. 
  • Activan a los condrocitos para que sinteticen colágeno tipo II y otros componentes del cartílago articular y así, regenerar el cartílago dañado. 

Algunos de los estudios clínicos más importantes con UC-II®

Los estudios clínicos realizados con UC-II® son estudios tanto en animales (ratas, perros y caballos) como en humanos y todos con resultados positivos de mejoría de la salud articular. 

Por ejemplo, el equipo de JP Lugo publicó en 2013 los resultados de un estudio1 realizado en un grupo de personas sanas que no presentaban clínica articular en reposo pero sí referían molestias articulares con ejercicio intenso. Se evaluó la eficacia de UC-II® sobre la función articular y sobre el dolor y se observó que el grupo que había tomado UC-II® presentaba un aumento significativo en los grados de extensión de la rodilla y estaban más días realizando ejercicio intenso sin dolor que el grupo placebo. Y sin sufrir ningún efecto adverso. 

Años más tarde, en 2016, este mismo equipo2 valoró la eficacia y la tolerabilidad de UC-II® en un grupo de pacientes con artrosis de rodilla y se comparó con un grupo que había tomado condroitín sulfato + sulfato de glucosamina (CG) y con otro grupo placebo (P). Los resultados mostraron que el grupo UC-II® mostraba una mejoría estadísticamente significativa de los síntomas, al disminuir el dolor y la rigidez y mejorar la función articular; resultados mejores en comparación con los obtenidos en los grupos CG y P.

Bibliografía

  1. Lugo JP, Saiyed ZM, Lau FC, Molina JP, Pakdaman MN, Shamie AN, Udani JK. Undenatured type II collagen (UC-II®) for join support: a randomized, double-blind, placebo-controlled study in healthy volunteers. J Int Soc Sports Nutr. 2013;10:48. 
  2. Lugo JP, Saiyed ZM, Lane NE. Efficacy and tolerability of an undenatured type II collagen supplement in modulating knee osteoarthritis symptoms: a multicenter randomized, double-blind, placebo-controlled study. Nutr J. 2016;15:14. 

Comentarios

Sin comentarios por el momento

Sólo usuarios registrados pueden enviar comentarios