Contáctenos

Los simbióticos: el mejor aliado de tus intestinos

En nuestro intestino habitan y se desarrollan unos 100 billones de bacterias. Gran parte de estos microorganismos son beneficiosos y nos ayudan a convertir los alimentos en energía, a producir determinadas vitaminas y a protegernos frente a las posibles infecciones. Este grupo de bacterias forma lo que se conoce como flora intestinal, un ecosistema que en ocasiones se ve alterado por una dieta inadecuada, el consumo de alimentos contaminados, el estrés nervioso o el consumo de antibióticos. Un desequilibrio que de no ser tratado, puede provocar o agravar diversos trastornos, sobre todo a nivel intestinal. Mantener el equilibrio de la flora intestinal es mucho más fácil cuando nuestra alimentación incluye alimentos pro y prebióticos e, idealmente, simbióticos. Los alimentos probióticos se caracterizan por contener microorganismos vivos, en su mayoría bacterias ácido-lácticas, tales como los Lactobacilus, Streptococcus, Enterococcus y Lactococcus, que se encuentran en el yogur, el kéfir, los vegetales fermentados, el kumis… Su ingesta está especialmente recomendada para prevenir y tratar las diarreas infecciosas, mejorar la absorción de la lactosa, fortalecer el sistema inmunitario, prevenir ciertas manifestaciones alérgicas y el cáncer de colon, y reducir los niveles de colesterol. Los prebióticos son componentes de los alimentos no digeribles por nuestro organismos. No obstante, gracias a que las bacterias amigas los metabolizan, nos proveen de ciertos nutrientes que regeneran la pared intestinal, incrementan su resistencia frente a las bacterias dañinas y refuerzan el sistema inmunitario. En definitiva, potencian la salud intestinal. Ejemplos de prebióticos son los oligosacáridos y la inulina, entre otros. La asociación de los probióticos y los prebióticos ha dado lugar a una nueva categoría de alimento conocida como simbiótico. Se trata de un conjunto de fermentos lácticos probióticos asociados con sustancias prebióticas. La alianza entre ambos componentes proporciona bacterias vivas al intestino y, a su vez, alimento para estas bacterias, lo que produce un incremento de su beneficiosa presencia. Esta sinergía hace que aumente la supervivencia de las bacterias dentro del tracto intestinal, contribuyendo a ampliar su potencial beneficio para la salud del intestino. La mayoría de especialistas en nutrición recomiendan incorporar los simbióticos a nuestra dieta habitual, a fin de fortalecer el sistema inmunológico e inhibir el cáncer colorrectal. Asimismo, se ha demostrado que estos productos tienen efectos más que probados que optimizan la acción de tratamientos para curar la hipercolesterolemia y mejoran la disponibilidad de ciertos minerales como el hierro y el zinc en el organismo. Eso sí, para que los simbióticos ejerzan un efecto positivo sobre el organismo deben consumirse de forma regular. Las bacterias probióticas que llegan al intestino son arrastradas en parte por la masa fecal. De ahí que deben ser restituidas con cierta frecuencia si queremos mantener ese importante aliado en nuestra flora intestinal. En Salud Natural contamos con varios productos que contienen equinácea para fortalecer el sistema inmunológico, consulta nuestro catálogo y elige el que mejor se adapte a tus necesidades. En caso de tener cualquier duda consulta con nuestros profesionales.