91 314 78 36L - V 10h - 14h y 16h - 18h

Bienvenido Entrar

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

Más información Gestionar cookies

¿Cómo reforzar el sistema inmunológico de forma natural en 3 pasos?

Publicado el 24/11/2021

como reforzar el sistema inmunologico,reforzar sistema inmunologico,mejorar sistema inmunologico,aumentar el sistema inmunologico,herbolario online,cosmética natural,productos naturales

Caída del cabello, náuseas y mareos, diarrea, ojos secos, irritaciones de la piel, fatiga, resfriados frecuentes... Nuestro organismo puede enviarnos varias señales para indicar que el sistema inmunológico está debilitado y, desde luego, es muy importante hacer caso a estos síntomas. Actuar ante los primeros indicios de una bajada de defensas es muy importante para restablecer el equilibrio. Si tu pregunta es: “¿cómo se fortalece el sistema inmunológico de manera natural?”, en este artículo te proponemos tres pautas que te ayudan a aumentar defensas naturalmente.

3 acciones que te ayudan a mejorar las defensas

1. Toma alimentos que te ayudan a reforzar el sistema inmunológico

Comer sano es uno de los pilares de un estilo de vida sano y contribuye a mantener nuestro sistema inmunológico en estado óptimo. Sin embargo, hay algunos alimentos que nos ayudan más en este sentido.

 

Si estás buscando cómo reforzar tus defensas naturalmente, asegúrate de que en tus platos no falten estos nutrientes:

 

Minerales

Alimentos que lo contiene

Zinc

germen de trigo, huevos, carne roja, crustáceos, hígado

Cobre

cereales integrales, moluscos, legumbres, nueces, verduras de hoja verde

Selenio

carnes, pescado, huevos, hortalizas, setas, ajo, cereales integrales

Hierro

carne, pescado, legumbres, hortalizas de hoja verde oscura

Magnesio

caracoles, legumbres, frutos secos, maíz

 

Vitaminas

Alimentos que lo contiene

Vitamina A

hortalizas, mango, mantequilla, quesos grasos, yema de huevo

Vitamina B12

jalea real, hígado, sardinas, mejillones, pulpo

Vitamina C

pimiento rojo crudo, cítricos, chile, perejil

Vitamina D

pescado azúl y marisco, hígado, lácteos, huevos, aguacate, setas

Vitamina E

aceite de germen de trigo, pipas de girasol, hierbas aromáticas, entre otros alimentos

 

Y ¿por qué deberíamos incluir en nuestra dieta alimentos que contienen estos nutrientes?

 

La razón está en que en muchos casos el déficit de estas sustancias favorece la aparición de algunas enfermedades. Bajos niveles de vitamina D, por ejemplo, se relacionan con algunas enfermedades respiratorias. Otro ejemplo claro lo encontramos en algunas vitaminas del grupo B que están directamente vinculadas con los niveles de glóbulos blancos, los encargados de combatir contra las infecciones.

 

En otros casos, son las propiedades antioxidantes de determinados nutrientes que, actuando contra los radicales libres, fortalecen nuestro sistema inmunitario.

 

Para garantizar una ingesta equilibrada de todos estos nutrientes lo ideal es seguir una dieta variada, con alimentos de temporada y consumir frutas y verduras cada día.

 

Además, en determinados períodos del año o ante ciertos acontecimientos de la vida que pueden debilitar tu sistema inmunológico, puedes optar por integrar un extra de nutrientes a tu dieta con los suplementos nutricionales para aumentar las defensas.

 

Hay muchas circunstancias en las que tu cuerpo podría necesitar un extra de nutrientes para fortalecer las defensas: La llegada del frío, la astenia estacional, un período particularmente estresante en el trabajo, una lesión... Para saber si tu sistema inmune está debilitado lo ideal es acudir a un profesional de la salud para que realice las pruebas necesarias.

2. Practica ejercicio moderado cada día

Hacer ejercicio tiene muchos beneficios, pero si tu objetivo es aumentar el sistema inmunológico debes tener en cuenta que los deportes o actividades muy intensas y continuadas pueden causar un efecto contrario.

 

Practicar actividades como el yoga, nadar, ir en bici o caminar de forma moderada durante unos veinte minutos cada día no solo te ayudan a cuidar de tu sistema inmune, sino que favorece la regeneración inmunitaria cuando hay alguna infección.

3. Relaja la mente

Hemos hablado de la importancia de mantenerse activos y comer equilibrado, pero si queremos mantener nuestro sistema inmunitario en forma no podemos olvidar que el estrés representa una amenaza para nuestras defensas inmunológicas.

 

Evidentemente, es imposible evitar el estrés, pues es parte de nuestra realidad y, en ciertos niveles, es bueno. No obstante, cuando estamos continuamente preocupados y no logramos desconectar ni siquiera durante las vacaciones, es posible que nuestro sistema inmunitario se vea afectado.

 

Desde luego, es buena idea renovar nuestras energías en determinados períodos del año o cuando nos preparamos a enfrentar situaciones desafiantes.

 

En estos casos, podemos recurrir a las técnicas de relajación: masajes, meditación, respiración profunda, etc. También podemos aprovechar las propiedades de aceites esenciales como la lavanda contra el estrés o probar terapias alternativas como las Flores de Bach.

Más consejos para mejorar tu sistema inmune

Seguir un estilo de vida sano e integrar algunos hábitos para reducir el estrés en nuestra vida de cada día es bueno para nuestras defensas y para la salud en general.

 

Además, hay otras acciones que no podemos dejar de lado si nuestro objetivo es reforzar el sistema inmunológico en niños o adultos:

 

  • Mantener una higiene del sueño adecuada.
  • Beber suficiente agua.
  • Recibir las vacunas rutinarias.
  • Seguir las normas de higiene básicas.
  • Evitar el fumo.
  • Evitar el alcohol.
  • Reducir la ingesta de alimentos procesados, el consumo excesivo de azúcares refinados y grasas.