91 314 78 36L - V 10h - 14h y 16h - 18h

Bienvenido Entrar

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

Más información Gestionar cookies

Omega 3: ácidos grasos beneficiosos

Publicado el 28/12/2013

omega 3,dha,epa,ácidos grasos esenciales,aceite puro omega 3,salud cardiovascular,articulaciones,menopausia,herbolario online,productos naturales,tratamientos naturales

Los ácidos grasos esenciales son aquellos ácidos grasos que el organismo no puede sintetizar, por lo que tienen que ser obtenidos a través de la dieta, son vitales para el desarrollo del organismo.

 

Una familia de ácidos grasos esenciales son los ácidos grasos Omega 3. Se encuentran en alta proporción en los tejidos de ciertos pescados, sobre todo en los pescados grasos también denominados pescados azules.

 

Dentro de los tipos de ácidos grasos Omega 3 están los ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga: el ácido eicosapentaenoico (EPA) y el ácido docosahexaenoico (DHA). A estos se les atribuye la capacidad de prevenir y/o minimizar los efectos de ciertas enfermedades por el papel crucial que desempeñan en aspectos como el desarrollo y mantenimiento de una correcta función cerebral, la visión, las respuestas inflamatorias e inmunitarias, concentración de triglicéridos y colesterol en sangre.

 

  • El ácido eicosapentanoico (EPA) se asocia a la protección cardiovascular, reduciendo la síntesis hepática de triglicéridos. Se utiliza en medicina fundamentalmente como hipolipemiante. Actúa como precursor de reguladores intracelulares que participan en gran medida en los procesos inflamatorios y en la respuesta inmune.
  • El ácido docosahexanoico (DHA) es un cosntituyente esencial de las membranas de las células cerebrales y de otros tejidos nerviosos, entre los que se incluye la retina. El DHA está muy relacionado con los procesos visuales y neurológicos.
 

Efectos saludables de los ácidos grasos de la serie Omega 3.

Los ácidos grasos Omega 3 aportan importantes beneficios para la salud del organismo:

 

  • En la prevención de enfermedades cardiovasculares, una ingesta elevada en ácidos grasos de cadena larga Omega 3 ayuda a modificar el perfil lipídico disminuyendo los niveles de triglicéridos, este efecto se debe a la reducción de la síntesis de triglicéridos en el hígado. Existen pruebas de que los ácidos grasos Omega 3 pueden tratar e incluso prevenir al arterioesclerosis mediante la inhibición de la formación de la placa y coágulos sanguíneos que pueden obstruir las arterias. Contribuyen al descenso de la presión sanguínea por vasodilatación.
  • En enfermedades inflamatorias ejercen una actividad positiva reduciendo la sintomatología en procesos como la artritis reumatoide, aliviando el dolor de las articulaciones ó disminuyendo la rigidez matutina. Además existen estudios que sugieren que dietas ricas en ácidos grasos omega 3 pueden ser beneficiosos en procesos como el asma, el lupues y la enfermedad intestinal inflamatoria.
  • Los ácidos grasos Omega 3 son componentes importantes de las membranas de las células nerviosas, ayudándolas a comunicarse entre sí, lo cual está relacionado con efectos positivos en trastornos depresivos e incluso en grupos de niños en edad escolar se notó un aumento notable de su rendimiento.
  • En el desarrollo del niño desempeñan un papel muy importante e la maduración de cerebro y la retina.
  • En la etapa de menopausia diversos estudios realizados demuestran que una suplementación con DHA y EPA podría mejorar los síntomas depresivos y disminuir la frecuencia de sofocos en mujeres menopáusicas.

 

Se recomienda el aumento de la ingesta de ácidos grasos poliinsaturados Omega 3, en especial los de cadena larga (EPA y DHA), por sus efectos beneficiosos para la salud. Se aconseja comer pescado con un contenido elevado de ácidos grasos omega 3 al menos dos veces por semana para notar los efectos beneficiosos.

 

Sin embargo, a menudo el consumo de pescado de la dieta no es suficiente para cubrir estas necesidades y es interesante buscar alternativas válidas para llgar a alcanzar las ingestas recomendadas de EPA y DHA a través de suplementos: añadir a la alimentación un suplementos con aceite de pescado concentrado en ácidos grasos Omega 3 es una medida recomendable para aquellas personas que no incluyen en su dieta un contenido adecuado en ácidos grasos Omega 3.