91 314 78 36L - V 10h - 14h y 16h - 18h

Bienvenido Entrar

Insomnio, ¿qué lo causa y cómo podemos hacerle frente?

Publicado el 11/05/2020

insomnio,ansiedad,nerviosismo,depresion,confinamiento.covid-19,estrés,sedancap,azafran,melisa,pasiflora,valeriana,herbolario,herbolario online

Dormir poco, no conciliar el sueño o no descansar correctamente por la noche, puede pasarnos factura. El insomnio es una de las preocupaciones de muchos, y es que no dormir lo suficiente o dormir mal puede alterar nuestro bienestar y, en consecuencia, nuestra salud.


La situación excepcional vivida estas últimas semanas con el confinamiento ha aumentado de forma considerable los casos de insomnio. Asimismo, el estado de cuarentena ha propiciado la aparición de otros desórdenes psicológicos, como el estrés, la ansiedad o el nerviosismo.


El insomnio afecta a millones de personas en el mundo y se considera uno de los trastornos más comunes en nuestra sociedad. Pero, ¿qué lo causa? ¿Qué provoca no conciliar el sueño? ¿Qué podemos hacer para descansar correctamente por la noche?

Las causas

El insomnio puede estar provocado por varias causas, que afectan no solo al cansancio físico de la persona, sino también a otros problemas de salud, tanto a nivel emocional como mental.


Como indicamos, son varias las causas que pueden dar lugar a una falta de sueño. Entre las más comunes se encuentran las emocionales. Estas alteraciones están relacionadas con aquellos estados de ansiedad, angustia, miedo, tristeza o tensión psíquica, que pueden derivarse de preocupaciones y situaciones de incertidumbre, como las que pueden aparecer desde que el coronavirus irrumpió en nuestro día a día.


También las causas médicas son culpables de la alteración del sueño. Algunas enfermedades o problemas físicos pueden dar lugar a no conseguir relajarse adecuadamente y, por lo tanto, desvelarse durante la noche. Además, algunas de estas causas médicas pueden provocar otro tipo de alteraciones que interrumpan el sueño, como pueden ser escozor, picor u otras molestias. En este grupo también destacan enfermedades relacionadas con la ansiedad, la depresión y la esquizofrenia, la apnea o el síndrome de piernas inquietas, que podrían afectar a la calidad del sueño.


Otras veces, la causa se debe a los malos hábitos. El abuso de sustancias estimulantes (como el café o los refrescos de cola) o de medicamentos (como, por ejemplo, tranquilizantes), o el cambio de la rutina diaria o laboral (situaciones que se han visto acentuadas con el confinamiento), pueden también impedir un adecuado descanso nocturno.

Consecuencias del insomnio


La falta de sueño o de descanso puede crear diferentes consecuencias en nuestra salud. En función de la causa de esta, su efecto puede ser mayor o menor. No obstante, siempre debemos intentar llevar a cabo una vida saludable e intentar descansar al máximo.


Entre las consecuencias más comunes encontramos la siguientes:

  • Puede dar lugar a un retraso en la capacidad de reacción frente a estímulos.
  • Afecta en el deterioro de la respuesta motora.
  • Da lugar a una disminución de la capacidad a la hora de tomar decisiones.
  • Afecta al deterioro de la memoria.
  • Puede reducir la visión o ralentizar el habla.
  • Influye en el deterioro de algunas funciones cerebrales, como pueden ser la flexibilidad y perspicacia.


Estas son algunas de las consecuencias que el insomnio puede crear en la salud. Afortunadamente, muchas de ellas pueden ser mejoradas e incluso eliminadas una vez se consigue conciliar de nuevo el sueño de forma normal.

¿Cómo favorecer el descanso?

El sueño es tan importante como cualquier otro hábito dentro de nuestra rutina de salud. Hay recomendaciones que podemos seguir para mejorar nuestro descanso nocturno y estimular el sueño, como, por ejemplo:

  • Ayudarse con algunos complementos naturales específicos, como Sedancap.  Este complemento alimenticio de Herbora, elaborado a base de valeriana, pasiflora y amapola de California, facilita conseguir ese bienestar que tanto atormenta tu organismo durante la noche.

  • Evitar los móviles o tablets en las últimas horas del día, ya que la luz cercana al ojo inhibe la secreción de melatonina y esto hace que el sueño se retrase.
  • Crear un ambiente relajado en el dormitorio, regular la intensidad de la luz y evitar utilizarlo como lugar de trabajo o para realizar actividades que no estén asociadas con el descanso.
  • Realizar ejercicio físico moderado, ya que la actividad aeróbica ayudará a mejorar la calidad, así como la cantidad del sueño. 

  • Si el insomnio te ha derivado en un estado depresivo o de ansiedad, el azafrán puede ser un buen remedio natural que se ha usado desde la antigua Grecia para mimar los estados de ánimo. El Azafrán Spray de Herbora, es un producto natural creado a base de melisa, estigmas de azafrán y vitaminas B1 y B6, que favorecen el descanso y relax.



En el caso de que el insomnio no sea un trastorno puntual y se prolongue mucho tiempo, será necesario solicitar ayuda a tu profesional médico.

Por: Herbora