91 314 78 36L - V 10h - 14h y 16h - 18h

Bienvenido Entrar

10 consejos para conseguir un vientre plano

Publicado el 20/06/2016

vientre plano,azúcar,adelgazar,proteínas,fibra,ejercicio,quemagrasas,herbolario online,cosmética natural,tratamientos naturales,productos naturales


La operación bikini se nos ha echado encima y si queremos lograr resultados para eliminar tripita en tiempo récord toca cambiar de hábitos. Para conseguir un vientre plano y definido es fundamental perder la grasa almacenda en él, sólo de esta forma conseguiremos disfrutar de un abdomen definido. Para ello, podemos servirnos de estos sencillos trucos que detallamos a continuación:

 

  • Elimine el azúcar de su dieta: Intente consumir el mínimo de azúcar. La insulina se mantendrá en niveles bajos, y el glucagón alto. Esta es la hormona que mejor le ayudará a combatir el vientre hinchado.
  • Haga cinco o más comidas al día: Es mejor comer muchas veces al día pero en pequeñas cantidades. Así, el organismo se mantendrá siempre activo y gastarás más calorías. Especialmente no abandone el desayuno, y así empezará el día con más fuerza, evitando los atracones.
  • Coma proteínas sólo en la 'hora mágica': Las comidas que contengan proteína deben ingerirse en esa hora que va desde las 15,00 a las 16,00 horas. Es un momento clave para estimular el metabolismo y equilibrar el nivel de azúcar en la sangre. Cuanto más bajo sea el nivel de azúcar en la sangre más baja mantendrá la insulina, y la insulina hace almacenar grasa en torno al abdomen. Comer cada tres o cuatro horas mantendrá en orden el azúcar en la sangre. No es buena idea dejar pasar cinco o seis horas entre cada comida.
  • Masticar bien la comida: Es clave para mantener el vientre plano y prevenir las flatulencias. Hay que masticar mucho los alimentos porque la digestión empieza en la boca. Cuanto más fácil le deje la digestión al organismo menos gases y ácidos se segregarán durante el proceso.
  • Beba dos litros de agua al día: Para evitar retener más líquidos, lo mejor que puede hacer es beber más de dos litros de agua al día, eso sí, incorporando este hábito poco a poco si no está acostumbrado. El agua no contiene calorías y su efecto saciante le ayudará a perder peso de manera más fácil.
  • Aguas soborizadas y té: Olvídese del alcohol y las bebidas azucaradas. Además del agua, lo mejor es beber infusiones y aguas saborizadas con frutas o verduras, un sencillo hábito que ayuda a mantener la línea.
  • Use sal marina: La sal muchas veces es la responsable de un abdomen inflamado. Use sal baja en sodio para marcar la diferencia. Tampoco es recomendable no consumir demasiada salsa de soja porque ésta siempre es muy salada y causa flatulencias.
  • Aumente el consumo de fibra: Una dieta baja en fibra puede causar distensión abdominal y que estemos más hinchados en esta zona. Al consumir más frutas y verduras frescas que contengan fibra ayudaremos a eliminar rápidamente del organismo esos alimentos que puedan causarnos hinchazón.
  • Evite cenar tarde: Debe ser la comida más ligera del día. Pero además, debe intentar cenar temprano. Las personas que cenan tarde consumen menos calorías.
  • Haga ejercicio al menos tres veces por semana: El deporte es fundamental. Incluso aunque no pueda ir al gimnasio o correr, está demostrado que caminar a ritmo rápido tiene múltiples beneficios y quema casi tantas calorías como el 'running'. No obstante, a la hora de aumentar el ejercicio, los entrenamientos interválicos HIIT de alta intensidad han demostrado resultados abrumadores para reducir la grasa visceral que se acumula en el abdomen.
  • Contribuya a reducir su peso mediante productos quemagrasas: Una dieta sana unida a un estilo de vida saludable le permitirá conseguir reducir esos kilos de más que desea. Pero si además se ayuda con eficaces complementos como quemagrasas esa pérdida de peso y grasa será más rápida y efectiva.
  • Aumente la ingesta de alimentos quema grasa: Además de los quemagrasas efectivos indicados anteriormente, también debe contribuir a la pérdida de grasa con ayuda de quemagrasas naturales como los huevos, las espinacas, los frutos secos, los pescados...

 

Fuente: expansion.com