91 314 78 36L - V 10h - 14h y 16h - 18h

Bienvenido Entrar

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

Más información Gestionar cookies

Cosméticos no comedogenicos: ¿sabes qué son y cómo reconocerlos?

Publicado el 11/10/2021

no comedogenicos,no comedogénico,no comedogénicos,comedogenico que significa,comedogénico,comedogenico que es,herbolario online,cosmética natural

“No comedogénico”. ¿Has leído esta etiqueta en el envase de tu crema facial, en un protector solar o en el maquillaje que acabas de comprar y te estás preguntando si es apto para tu piel? En este artículo vamos a aclarar qué son los productos no comedogénicos, sus características y cuándo se deberían utilizar.

¿Qué quiere decir no comedogénico?

Para entender el significado de no comedogénico antes es oportuno entender qué es comedogénico, o mejor dicho, qué es un comedón. Bien, un comedón es sinónimo de espinilla.

 

Probablemente has oído hablar de estos defectos de la piel y como son muy comunes, muchas personas sufren esta molestia muy a menudo. Las espinillas o comedones son causados por el acné, una inflamación que interesa a las glándulas sebáceas y está al origen de la aparición de espinillas y granos en la piel.

 

El acné suele manifestarse en la cara, en los brazos y la espalda y los factores al origen de este problema pueden ser el exceso de producción de grasa (pieles grasas), infección bacteriana, obstrucción de los poros o inflamación de la piel por otras causas.

 

Existen comedones abiertos (puntos negros) o cerrados (puntos blancos) y son el resultado de la acumulación de sebo en los folículos pilosos.

 

Las personas con pieles grasas suelen ser más predispuestas al acné, pero el problema puede presentarse también en personas con pieles mixtas o secas porque, como hemos indicado, el tipo de piel es solo una de las causas. Algunos hábitos también pueden aumentar la aparición del acné o acentuarlo, como la alimentación poco equilibrada o el tabaco. Incluso el uso frecuente de mascarilla puede aumentar este problema de la piel.

 

Ahora ya sabemos qué es un comedón y por qué se forma, por consecuencia, cuando se habla de “comedogénico”, normalmente, se hace referencia a un producto que puede favorecer la aparición de espinillas.

 

Estos productos pueden ser cremas, jabones, aceites, maquillaje y otras elaboraciones para el cuidado del cutis que tienen una acción obstructiva, es decir, favorecen la acumulación de grasa que obstruyen los poros.

 

Entonces, ¿un producto no comedogénico qué es y para qué sirve? Por lógica, los productos de higiene y belleza no comedogénicos están pensados para evitar los excesos de sebo en la piel y la obstrucción de los poros que causa los comedones.

Por qué hay cosmética y maquillaje no comedogénicos

Maquillaje y productos de limpieza y cuidado de la piel no comedogénicos, por lo general, se formulan para las pieles grasas, mixtas o acneicas. A diferencia de otros productos son más ligeros y en la composición destacan por la presencia de ingredientes no comedogénicos.

 

No obstante, hay que recordar que los cosméticos y maquillajes no comedogénicos no son milagrosos. El hecho de utilizarlos no asegura que los puntos negros y el acné no vuelva a presentarse, ya que hay varios factores desencadenantes. Aún así, optar por unos productos específicos siempre es buena idea porque ofrecen principios activos específicos para tu tipo de piel, lo que significa una mayor protección y un mejor cuidado.

No comedogénico y oil free, ¿es lo mismo?

A pesar de que un producto no comedogénico puede ser oil free, no, oil free y no comedogénico no son sinónimos.

 

Tanto es así, que incluso hay productos que en la etiqueta presentan ambas características. Para aclarar dudas, vamos a explicar mejor las peculiaridades de cada uno:

  • Oil free es un término inglés que literalmente se traduce “sin aceites”. Por lo que un producto para poder aplicar esta etiqueta no debe contener ningún compuesto oléico (aceites o grasas) en su listado de ingredientes.
  • No comedogénico, ya lo hemos dicho, se atribuye a un producto que reduce la acumulación de sebo en la piel, pero sí puede contener aceites y grasas en su formulación. De hecho, existen grasas y aceites no comedogénicos como el aceite de cáñamo, de girasol y de argán o la manteca de karité.

¿Cómo saber si un producto es no comedogénico?

La no comedogenicidad de un producto se establece con la realización de test que se utilizan para atribuir el grado de obstrucción de los poros que el producto produce.

 

Como referencia se utiliza una clasificación con una escala de 0 a 5, en la que 0 corresponde a una baja o nula probabilidad de obstrucción y 5 a una probabilidad muy alta.

 

Por norma general, los productos que presentan niveles inferiores al 2 en esta clasificación son considerados no comedogénicos.

 

Aún así, ten en cuenta que la etiqueta “no comedogénico” en los cosméticos no es obligatoria, por lo que si tienes dudas acerca de las propiedades no comedogénicas de una crema, una base para maquillaje o cualquier otro cosmético, no dudes en pedir ayuda a tu herbolario de confianza.