91 314 78 36L - V 10h - 14h y 16h - 18h

Bienvenido Entrar

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

Más información Gestionar cookies

Claves para proteger y cuidar los ojos en verano

Publicado el 17/06/2021

cuidado ojos,cuidados de ojos,cuidado del ojo, ojos cuidado,cuidado ojo,avene cuidado calmante contorno de ojos,herbolario online,cosmética natural

Cuando se habla de verano y salud es muy común pensar en la piel y la importancia de utilizar protectores solares para reducir los daños de las radiaciones solares. Pero nuestra salud visual también necesita una especial atención en este período del año. ¡Sigue estas recomendaciones para los cuidados del ojo y disfruta del verano!

Recomendaciones para el cuidado ocular en verano

  • Utilizar gafas de sol. La importancia de protegernos de los rayos dañinos del sol no vale solo para la piel. Nuestros ojos también pueden sufrir daños agudos y permanentes a causa de las radiaciones ultravioletas. Protegerte con unas lentes de sol homologadas es un gesto sencillo que cuida tu salud visual. En verano con la luz más intensa, los días más largos y el hecho de pasar más tiempo al aire libre, el uso de gafas de sol se convierte en una necesidad. Sin embargo, no debemos olvidar que incluso en los días nublados y durante el resto del año es buena costumbre utilizar este tipo de protecciones para reducir el impacto de los rayos UV sobre la salud ocular.
  • Uso correcto de las lentillas. Si llevas lentillas habitualmente, en verano debes tener especial cuidado para prevenir infecciones y lesiones causadas por un mal uso. Acciones sencillas como cambiar las lentillas mensuales por las diarias, aplicar lágrimas artificiales cuando notas el ojo seco, evitar utilizarlas si vas a la playa o a la piscina o poner gafas de natación para evitar el contacto directo con el agua, te permiten mantener los ojos cuidados y prevenir problemas oculares como úlceras corneales, conjuntivitis, orzuelos y otras patologías oculares frecuentes en verano.
  • Descanso adecuado. Con los días más largos en esta estación, no solo pasamos más tiempo al aire libre (algo positivo para tus ojos y para la salud en general), sino que pasamos más horas activos. Debido a los cambios estacionales, muchas personas pueden tener dificultades para dormir y esto afecta a la salud de los ojos también. Medidas como realizar ejercicios de relajación o tomar remedios naturales que ayudan a descansar adecuadamente mejoran nuestra calidad de vida y nuestros ojos se beneficiarán. Hacer pequeños descansos cada 15-20 minutos durante actividades como trabajar en el ordenador, leer, coser, etc., también ayuda a relajar la zona ocular y prevenir molestias como la sequedad ocular.
  • Descansar del maquillaje. Utilizar maquillaje certificado es otro cuidado básico para la salud del ojo. También debemos remover siempre sombras, eyeliner y máscara al final del día para que nuestra piel y ojos respiren y prevenir irritaciones. En este caso, también, utilizar productos desmaquillantes de calidad y específicos es un gesto importante para el cuidado del ojo. Por supuesto, si podemos reducir el uso de maquillaje, aún mejor. ¡Nuestros ojos también se merecen un respiro en verano!
  • Alimentación sana. Podemos cuidar los ojos por dentro siguiendo una dieta equilibrada y en esta estación los alimentos de temporada favorecen especialmente la salud ocular. Frutas de temporada como la sandía, el melón, los albaricoques, los melocotones, la cerezas y verduras de colores amarillo o verde oscuro nos aportan nutrientes que nuestro organismo necesita para el buen funcionamiento de la vista.
  • Tomar vitaminas y suplementos. Los suplementos y las vitaminas pueden ser necesarios en verano y durante todo el año para prevenir problemas oculares y proteger los ojos. Las personas mayores que no siguen una dieta equilibrada o los que sufren de patologías de la vista en las que se recomienda una mayor ingesta de determinados nutrientes deberán seguir las recomendaciones de un oftalmólogo.
  • Ventilar y controlar la temperatura en ambientes interiores. El uso de aire acondicionado y ventiladores es muy frecuente en los meses más calurosos. Y, si por un lado son imprescindibles para mejorar la sensación térmica en casa o en los lugares de trabajo, por el otro pueden producir problemas de salud si no se emplean adecuadamente. Los ojos, por ejemplo, pueden irritarse fácilmente en ambientes con aire muy seco o cuando reciben viento directamente y de forma continuada. Algunos trucos, como evitar direccionar ventiladores hacia la cara o airear la casa varias veces al día, nos permiten prevenir molestias oculares.

Consejos prácticos para el cuidado diario de los ojos

Una correcta higiene ocular este verano puede ahorrarte molestias frecuentes leves y problemas oculares más graves. Para el cuidado de los ojos en el día a día:

  1. Evita el uso de lentillas en la playa.
  2. Utiliza gafas de sol cuando haces deporte.
  3. Hidrata los ojos.
  4. Reduce el uso de lentillas.
  5. Lleva siempre contigo lágrimas artificiales.
  6. Haz descansos periódicamente a lo largo del día.
  7. No frotes los ojos si sientes picor.
  8. Acude a un especialista si notas un cuerpo extraño en el ojo.
  9. Cuida los párpados y el contorno de ojos con productos específicos.

 

Si tienes más dudas sobre cómo cuidar los ojos en verano de forma natural ponte en contacto con nosotros. Estaremos a tu disposición para ayudarte a encontrar soluciones personalizadas para tu salud ocular.