91 314 78 36L - V 10h - 14h y 16h - 18h

Bienvenido Entrar

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

Más información Gestionar cookies

Por qué ventilar la casa y cómo hacerlo correctamente

Publicado el 20/01/2021

ventilar la casa,ventilar la casa cuando llueve,casa ventilada,ventilacion de una casa,ventilacion en el hogar,como ventilar una habitacion,ventilacion hogar,como ventilar una cosa naturalmente,ambiente ventilado

Ventilar el hogar es un hábito que muchos hemos incorporado en nuestra rutina sobre todo tras la expansión del Covid-19. La higiene y las mascarillas nos ayudan a reducir el riesgo de contagio, está claro. Pero ¿por qué ventilar la casa es siempre una buena costumbre? y ¿cómo se airea correctamente el hogar? Contestamos a estas y otras dudas frecuentes sobre la ventilación del hogar en este post.

¿Por qué hay que ventilar la casa?

Una de las razones más importantes consiste en que con airear permitimos reducir las concentraciones de gases tóxicos en el hogar. Lo que coloquialmente se conoce como “aire cargado” en una habitación es el resultado de la acumulación de dióxido de carbono (CO2) que es lo que eliminamos con la respiración.


Abriendo las ventanas permitimos que el aire se renueve y mejore los niveles de oxígeno. En otras palabras, mejora la calidad del aire que respiramos.


Este es solo uno de los motivos por los que cada día hay que ventilar la casa y purificar el aire. Otra ventajas de airear son:

  • Menores concentraciones de polvo en el hogar.
  • Evitar la formación de mohos en las paredes.
  • Equilibrar los niveles de humedad (sobre todo cuando se utilizan aparatos para calentar o enfriar el ambiente).
  • Aprovechar el calor del sol y el efecto bactericida de los rayos UV.


Como ves, renovar el ambiente doméstico tiene muchas ventajas, sobre todo cuando pasamos muchas horas entre cuatro paredes. A continuación, te explicamos cómo ventilar una casa naturalmente de modo eficaz y correcto.

Cómo ventilar una casa: opciones

Existen básicamente dos formas de airear el hogar:

  1. Naturalmente.
  2. De modo mecánico.


En el primer caso tendrás que abrir las ventanas y las puertas de las habitaciones para que el aire circule.


La ventilación de tipo mecánico, en cambio, se consigue con aparatos como los acondicionadores de aire que regulan el recambio de aire entre el exterior y el interior de la vivienda.

¿Por cuánto tiempo airear la casa cada día?

Si utilizas la opción mecánica para ventilar el hogar, te sugerimos que sigas las recomendaciones del fabricante que también te indicará los tiempos de acuerdo con los metros cuadrados de la casa. De todas formas, ventilar con aire natural una vez al día durante diez minutos siempre es buena idea.


Para ventilar de forma natural será suficiente abrir puertas y ventanas y dejar que el aire circule al menos 10 minutos. Esta es la regla general pero el tiempo para ventilar la casa se debería ajustar en función del tamaño de la casa y del número de las personas que conviven en el hogar.


Cuanto más grande sea la casa y cuantas más personas haya, lo correcto sería airear varias veces al día.


Ahora bien, según el período del año es oportuno tener en cuenta algunos trucos para que el hábito sea saludable y, a la vez, no comporte desgaste energético.

Consejos al ventilar la casa en invierno

Si te estás preguntando cuánto tiempo hay que ventilar una casa en invierno, como hemos explicado anteriormente la respuesta varía en función del tamaño del hogar, si tiene habitaciones sin ventanas y del número de personas que conviven habitualmente.


Eso sí, hay algunas estrategias que te permiten airear de forma más eficiente:

  • Cuando hace frío es mejor abrir las ventanas por más tiempo hacia el mediodía, que es cuando las temperaturas suelen ser más altas. También puedes optar por abrir varias veces al día por menos tiempo (5-10 minutos).
  • Ventilar la casa cuando llueve también es buena costumbre. Si lo que te preocupa es la humedad no tengas miedo porque si en el exterior las temperaturas son más bajas la ventilación mejorará los niveles de humedad en el hogar. Así, no solo mejorará la calidad del aire, sino que habrá menos riesgos de que se formen hongos.
  • Si hay una persona enferma en la casa, mejor airear una habitación a la vez y dejar que la persona vuelva a su habitación una vez que la temperatura se haya restablecido. Pues, ventilar la casa cuando hay gripe es aún más importante.

Trucos para ventilar la casa en verano

Durante la buena estación lo que más tienes que controlar es que la temperatura en el hogar se mantenga lo más agradable posible. Por esto, ventilar de forma natural la casa se recomienda sobre todo a primera hora de la mañana o por las noches, cuando las temperaturas son más bajas.


Poner cortinas para atenuar los rayos del sol y tener plantas en el hogar también ayuda a mantener el aire más limpio, las temperaturas más agradables y unos niveles de humedad equilibrados.


Lo más importante es tener cierto cuidado al ventilar la casa en primavera si en casa hay personas que sufren de alergia al polen.

Recomendaciones para airear si en casa hay personas con alergias

Ventilar la casa si algún miembro de la familia sufre de alergias o enfermedades respiratorias es muy importante, porque la calidad del aire puede afectar mucho más la calidad de vida de estas personas.


Aquí algunos consejos sobre cómo y cuándo ventilar la casa de personas con alergia:

  • En caso de alergias al polen, evitaremos abrir las ventanas en días ventilados o cuando las concentraciones de polen en el aire son muy altas.
  • Aprovechar la ventilación mecánica con aire acondicionado siempre que sea posible. En estos casos la limpieza de los filtros de los aparatos es clave para que se reduzca la cantidad de partículas en el aire.
  • Sacar los zapatos y dejarlos en la entrada nada más llegar de la calle.
  • Evitar secar la ropa dentro de casa.
  • Si tu médico lo considera oportuno, utiliza dispositivos y remedios naturales como antitusivos y otros productos indicados para afecciones respiratorias como resfriados, faringitis o enfermedades por falta de ventilación.