91 314 78 36L - V 10h - 14h y 16h - 18h

Bienvenido Entrar

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

Más información Gestionar cookies

La depuración del organismo

Publicado el 15/05/2013


El bienestar del organismo también está relacionado con su capacidad para eliminar toxinas, sustancias de deshecho que pueden formarse como consecuencia de los procesos metabólicos del organismo (endógenas) o a causa de factores externos (exógenas) como, alimentación incorrecta, contaminación ambiental y terapias farmacológicas. La depuración permite al organismo eliminar estas sustancias que, en particulares condiciones ambientales o de marcado estrés psico-físico, pueden acumularse y determinar estados de cansancio y/o molestias de diferente tipo.

 

Cada persona con más o menos frecuencia y como consecuencia de la acumulación de toxinas, puede padecer pequeños problemas relacionados con órganos o tejidos específicos como, por ejemplo, el hígado, el tejido conectivo y piel. En estos casos puede ser más útil una depuración específica y dirigida que una depuración general.

 

Depuración del hígado

El hígado es un órgano muy importante no sólo para muchos procesos metabólicos sino también para la particular y esencial actividad de la desintoxicación, es decir, la eliminación de toxinas. En situaciones particulares, como por ejemplo en casos de alimentación rica en grasas o de exceso de alcohol, puede someterse a un “supertrabajo” y por lo tanto cansarse.

 

Mal aliento, dolor de cabeza, cansancio y digestión lenta, sobre todo por la mañana, pueden ser señales de esta condición. Plantas como el romero, cardo mariano, desmodium, rábano negro y cúrcuma contienen principios activos con acción específica capaces de ayudar al hígado a facilitar su fisiológica funcionalidad.

 

Drenaje y eliminación de líquidos

Vida sedentaria, alimentación incorrecta, uso de anticonceptivos orales y medicamentos, síndrome premenstrual, etc., pueden comportar una situación de retención hídrica, es decir, un exceso de líquidos en el interior del organismo. Estos líquidos, también debido a la dificultad del organismo para eliminar las toxinas de los tejidos, tiendes a acumularse en las zonas extracelulares (agua extracelular). En este caso se aconsejan plantas con acción drenante y depurativa como la ulmaria, la vara de oro y la cola de caballo.

 

Depuración y purificación de piel

La piel es uno de los primeros órganos que manifiesta los estados de dificultad del organismo para eliminar las toxinas en exceso, Pequeñas erucciones cutáneas como espinillas, aumento de la producción de sebo y caspa y piel opaca y cansada pueden ser señales de laguna dificultad. Las causas pueden ser muchas, pero plantas como la bardana, el galium aparine y la cúrcuma pueden ser útiles por su acción específica de depuración de la piel.