91 314 78 36L - V 10h - 14h y 16h - 18h

Bienvenido Entrar

Tiempo de limpieza: detoxifica tu organismo

Publicado el 16/06/2019

toxinas,detoxificacion,higado,hepatico,riñones,intestino,limpieza,herbolario online,cosmética natural,tratamientos naturales,productos naturales

Toxinas y sustancias nocivas: enemigas de nuestra salud

Cierto es que los grandes descubrimientos realizados en materia de ciencia y medicina han contribuido a incrementar notablemente nuestra esperanza de vida. Pero ¿ocurre lo mismo con la calidad de vida…?


No es menos cierto que la amplia gama de contaminantes medioambientales y la industrialización de los alimentos intoxican nuestro cuerpo. Hoy en día cada vez es más frecuente oír hablar de la fatiga de los órganos, sobre todo hígado, riñones, intestinos y pulmones, ya que todos ellos están involucrados en el proceso de neutralización y eliminación de las toxinas acumuladas en nuestro cuerpo por contaminación exterior y por la ingesta de alimentos muy procesados y una calidad más que discutible. Cuidar lo que comemos y ayudar a limpiar nuestro organismo es esencial para apoyar la tarea de estos órganos y mantener un cuerpo sano y con esplendor.

  
Con los años, nuestro organismo almacena sustancias tóxicas y perjudiciales que el cuerpo no es capaz de eliminar por completo y que se van acumulando principalmente en el hígado, los riñones y los intestinos. El nivel de intoxicación depende en gran medida del estilo de vida y la frecuencia e intensidad de las transgresiones, de la calidad de la alimentación, consumo de tabaco y alcohol, toma de medicamentos, práctica o no de ejercicio, de su cantidad y la duración en el tiempo de todo ello, así como de la resistencia individual. Es por ello que las consecuencias de un organismo “limpio” o “maltratado” se manifiestan más claramente tras el transcurso de los años.

Como afectan a nuestro organismo

Con el transcurso de los años el cuerpo va acumulando toxinas fruto de la metabolización de los alimentos y del castigo que consciente o inconscientemente damos a nuestro organismo, haciéndole ingerir contaminantes, tabaco, alcohol, grasas saturadas e hidrogenadas, minerales pesados, restos de pesticidas y abonos químicos, sal, azúcar, proteínas en exceso, etc.


La acumulación de estas toxinas perjudica sin duda nuestra calidad de vida ralentizando los normales procesos bioquímicos en nuestro cuerpo y deteriorando tejidos tan sensibles y vitales como nuestra flora intestinal en la que reside parte de nuestro sistema inmunológico, por lo que en muchos casos la acumulación de toxinas puede considerarse como el comienzo de muchas enfermedades, entre ellas las cada vez más abundantes alergias.


Síntomas como diarreas, vómitos, tos persistente, picores en la piel, son con frecuencia el medio por el cual el cuerpo trata de deshacerse de las toxinas. En estos casos puede ser de gran utilidad seguir un tratamiento de purificación, unas pautas que nos lleven a una profunda desintoxicación de nuestro cuerpo.

Principales órganos depurativos

  • Hígado: El hígado es uno de los más complejos e importantes órganos del cuerpo, “es la fábrica de productos químicos por excelencia” e interviene de manera fundamental en la eliminación de sustancias químicas nocivas, limpia la sangre, metabólica las toxinas y se asegura de su eliminación por las bilis y los riñones. Es importante proteger el hígado evitando su sobrecarga por ingesta de medicamentos, alcohol o exceso de proteínas y grasas. La fatiga del hígado puede llegar a provocar daño hepático.
  • Riñones: La función principal de los riñones es filtrar la sangre y eliminar los productos de desecho, metabólicos hidrosolubles de alimentos y medicamentos, así como minerales pesados. Para su completa eliminación es necesario producir al menos 1,5 litros de orina al día.
  • Intestino: En el transcurso de una vida, nuestro intestino procesa cerca de 30 toneladas de alimentos y 50.000 litros de bebidas. Por otra parte, con 100 millones de células nerviosas, actúa como un segundo cerebro: dirige hormonas en el cerebro y da la alarma en presencia de sustancias tóxicas. La función intestinal puede ser lastrada por el abuso de drogas y medicamentos como los antibióticos o la ingesta de alimentos tratados con pesticidas y sustancias químicas que deterioran la flora intestinal.

La limpieza del organismo

Un tratamiento desintoxicante tiene como función limpiar el organismo de toxinas y sustancias nocivas.


Lo principal es un cambio de hábitos de vida al menos durante el mismo, aunque no es necesario mencionar que si queremos mantener nuestro cuerpo sano y en forma conviene persistir en hábitos de vida saludables siempre que sea posible.


La base de todo proceso de desintoxicación es una vida sana y equilibrada: así, durante el proceso de desintoxicación debe abandonar el café, el alcohol, las bebidas azucaradas, los alimentos ricos en grasas, la comida basura, la carne roja, los dulces, el tabaco y las drogas. También es importante beber mucha agua, respirar aire puro y hacer deporte todos los días o al menos 4 veces a la semana para estimular los órganos ya que el ejercicio moderado ayuda a la eliminación de toxinas.

Comentarios

Sin comentarios por el momento

Sólo usuarios registrados pueden enviar comentarios