91 314 78 36L - V 10h - 14h y 16h - 18h

Bienvenido Entrar

Los secretos del Ginseng

Publicado el 11/01/2019

ginseng,raíz de ginseng,ginseng rojo, ginseng negro,resistencia,energia,sistema inmunológico,herbolario online,cosmética natural,tratamientos naturales,productos naturales,cosmética natural

El ginseng es una planta a cuya raíz de le atribuyen desde tiempo inmemorial multitud de beneficios y propiedades, algunas de ellas reconocidas por diversas investigaciones. Es una pequeña planta herbácea con hojas palmatilobuladas, flores blancas y frutos en bayas rojas. El ginseng brota cada primavera y el tallo y las hojas se secan en Otoño.

El nombre "ginseng" proviene de Jen Shen que en chino significa "hombre raíz". Se le llama así por la forma humana que presentan muchas de las raíces de esta planta. De hecho, las raíces que tienen un aspecto antropomórfico (se parecen a un cuerpo humano) son las más valoradas comercialmente y las que tienen más precio en el mercado.

Como ginseng se denomina a numerosas plantas del género Panax como Panax japonicua (ginseng japonés), Panax pseudoginseng (ginseng de los Himalayas), Panax quinquefolius (ginseng norteamericano), Panax notoginseng (ginseng chino o ginseng san-chi), Panax trifolius (ginseng enano), Panax vietnamensis (ginseng vietnamita). Incluso existen otras especies que también se denominan como ginseng por los efectos semejantes que presenta, pero que no son del género Panax como Eleutherococcus senticosus (eleuterococo o ginseng siberiano), Angelica sinensis (ginseng hembra o Dong Quai), Lepidium meyenii (ginseng peruano o Maca), Whitania somnífera (ginseng indio o Ashwaghanda), Pfaffia paniculata (ginseng brasileño), etc.

Actualmente en el mercado nos podemos encontrar diferentes tipos de ginseng, pero las principales especies que se utilizan son el ginseng coreano o asiático (Panax ginseng C.A. Meyer) y el ginseng americano (Panax quinquefolius L.). En este sentido, es el ginseng coreano el reconocido como de mejor calidad y, en su categoría, las variedades de rojo o negro se destacan como las más apreciadas.

Del ginseng se utiliza principalmente la raíz. En ella se encuentran una serie de sustancias, llamadas ginsenósidos o panaxósidos, que se consideran los principales componentes activos que otorgan a la planta sus beneficios. El contenido de ginsenósidos puede variar ampliamente según la especie, el lugar de crecimiento, la edad de la planta cuando se cosecha (el contenido total de saponinas alcanza su nivel máximo alrededor de los 6 años de edad), la parte de la planta utilizada, la época de cosecha y los métodos de cultivo. Por ello, los niveles, proporción y composición en ginsenósidos pueden ser muy variables de un ginseng a otro y, con ello, su posible actividad farmacológica y clínica y su efecto terapéutico.

Formas de Ginseng

El método de procesamiento al que es sometida la planta tras la recolección también influye en la calidad del ginseng. Según diferentes procesos a los que son sometidos las raíces, existen diferentes formas de Panax ginseng: fresco, blanco, rojo y negro.

- Fresco

El ginseng fresco tiene menos de 4 años. Presenta un 70% de agua por lo que puede descomponerse fácilmente durante el almacenamiento y el transporte. No es adecuado para mantener durante un periodo de tiempo largo. Posee menor cantidad de principios activos (ginsenósidos) no sólo por tener menos de 4 años sino porque se suele utilizar la raíz principal, que es la de menor concentración en ginsenósidos.

- Blanco

Se puede recolectar entre los 4 y 6 años. La raíz fresca es lavada, secada al sol o en un horno y posteriormente pelada, desprovista de sus raicillas secundarias. Es, precisamente, en esta capa externa y en las raicillas donde hay una mayor concentración de ginsenósidos. Además, algunos de los principios activos pueden perderse durante este proceso.

- Rojo

Se recolecta a partir de los 6 años. Las raíces se limpian y se clasifican por tamaño, luego se someten a un proceso de vaporización (flujo de aire caliente entre 120-130 ºC), que vuelve rojizas las raíces y finalmente las seca. Este ginseng presenta una mayor concentración de ginsenósidos y, por tanto, un aumento de actividad farmacológica.

Una variedad de ginseng rojo es el ginseng rojo fermentado. Como su nombre indica es el ginseng rojo que posteriormente es fermentado por microorganismos, generalmente constituyentes de la flora intestinal (pueden ser diferentes microorganismos según las empresas que lo comercializan), con la finalidad de mejorar las diferencias individuales en la absorción de los ginsenósidos, de modo que todo el mundo pueda disfrutar de las ventajas del ginseng rojo independientemente del estado de su flora intestinal.

- Negro

En este caso el ginseng, es emitido al proceso de vaporización del ginseng rojo pero nueve veces en lugar de una. Es un método que aumenta la biodisponibilidad de los ingredientes activos y optimiza mucho más la composición del ginseng. En concreto, permite aumentar la concentración de determinados gingenósidos (Rg3, Rg5, Rk1, Compuesto K, etc.) En esta variedad hay que estar atento a la composición del producto porque en algunos casos, no utilizan únicamente la raíz, sino que le añaden semillas y flores del ginseng. Como en el caso del ginseng rojo, también existe una variedad de ginseng negro fermentado.

Debido a la multitud de acciones atribuidas al ginseng su consumo ha aumentado enormemente en las últimas décadas lo que hace a esta planta muy susceptible de adulteraciones. Por esta razón, se bede ser muy cuidadoso a la hora de evaluar la autenticidad de la planta.

Propiedades del Ginseng

El ginseng es una de las plantas medicinales más populares utilizadas desde hace miles de años por sus propiedades. Ya sea a través de estudios clínicos o a través de la experiencia empírica en su uso tradicional, la raíz de ginseng se distingue porque:

  • Aumenta la resistencia del organismo frente a la fatiga y el estrés.
  • Incrementa el rendimiento físico e intelectual.
  • Mejora la memoria, la capacidad de concentración y el aprendizaje.
  • Neuroprotector.
  • Estimula el sistema inmunológico.
  • Por su acción hipoglucemiante es útil en caso de diabetes.

Algunas investigaciones indican también que es un potente antioxidante, antiinflamatorio, antialérgico, protector de la mucosa gástrica, antiagregante planetario, con acción estrogénica, hepatoprotector e hipolipemiante, entre otras.

Vía: Qualitas Vitae (Otoño-Invierno 2018/19)

Comentarios

Sin comentarios por el momento

Sólo usuarios registrados pueden enviar comentarios