91 314 78 36L - V 10h - 14h y 16h - 18h

Bienvenido Entrar

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

Más información Gestionar cookies

Medicina natural contra la migraña

Publicado el 08/03/2013

Existen datos considerables que apoyan una asociación entre la migraña y la inestabilidad de los vasos sanguíneos, pero aún se desconocen los mecanismos implicados. A pesar de que la mayoría de los clínicos e investigadores creen que la secuencia de acontecimientos se inicia con una excesiva vasoconstricción seguida de una vasodilatación de rebote, estudios complejos del flujo sanguíneo cerebral realizados antes, durante y después no apoyan esta hipótesis.

 

La hipótesis unificada del mecanismo de la migraña se describe como un proceso de 3 fases:iniciación, tiempo entre la iniciación y la aparición del dolor y cefalea. Aunque puede que exista un factor de estrés específico asociado con la aparición de un ataque, parece ser que la iniciación dependa de la acumulación de varios factores de estrés a lo largo del tiempo. Estos factores de estrés afectan al metabolismo de la serotonina. Una vez se alcanza un punto crítico de susceptibilidad se inicia una “cascada de acontecimientos” que pone en marcha un efecto dominó que finalmente produce cefalea. Esta susceptibilidad es probablemente una combinación de niveles bajos de serotonina en los tejidos, cambios en las plaquetas, sensibilidad aumentada a compuestos como la sustancia P y el aumento de histamina y de otros mediadores de la inflamación.

 

Puede ser importante el papel del 5-HTP en la prevención de la migraña al incrementar los niveles de serotonina. Además de este mecanismo también aumenta los niveles de endorfinas. Las endorfinas son sustancias producidas por el propio cuerpo que alivian el dolor y mejoran el estado de ánimo. Los niveles de endorfinas son típicamente bajos en pacientes con migraña.

 

El papel de los ácidos grasos esenciales en el desarrollo de la migraña puede ser de gran importancia, aunque no parecen haber recibido mucha atención por parte de los investigadores. Si se considera la importancia de la agregación plaquetaria y de los metabolitos del ácido araquidónico en la mediación de los acontecimientos que conducen a la reducción del flujo de sangre al cerebro de la migraña, la manipulación de los ácidos grasos esenciales de la dieta puede ser muy útil. Se ha demostrado que la reducción del consumo de grasas animales y el aumento del pescado, modifica significativamente las proporciones de ácidos grasos esenciales en las plaquetas y las membranas y disminuye la agregación plaquetaria.

 

Por lo tanto, el primer paso en el tratamiento de la migraña es la identificación del factor precipitante. Varios estudios clínicos han estimado que aproximadamente el setenta por ciento de los pacientes con cefaleas crónicas diarias sufren de cefaleas inducidas por fármacos.

 

Estudios doble ciego controlados con placebo han demostrado que la detección y eliminación de los alimentos alergénicos puede eliminar o reducir enormemente los síntomas de la migraña en la mayoría de los pacientes. Alimentos como el chocolate, el queso, la cerveza y el vino precipitan ataques de migraña en muchas personas debido a su contenido en histaminas y/u otros compuestos que pueden desencadenar la migraña en individuos sensibles por la vasodilatación que causan.

 

El 5-HTP es al menos tan efectivo como agentes farmacológicos usados en la prevención de las cefaleas migrañosas y es sin ninguna duda mucho más seguro y mejor tolerado.