91 314 78 36L - V 10h - 14h y 16h - 18h

Bienvenido Entrar

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

Más información Gestionar cookies

Cistitis: tratamientos naturales

Publicado el 02/08/2015

cistitis,vejiga,infección,escherichia coli, arándano rojo,gayuba,brezo,herbolario online,cosmética natural,tratamientos naturales,productos naturales


La cistitis en la inflamación aguda o crónica de la vejiga urinaria, que puede cursar con infección o sin ella. Cuan existe infección, la bacteria más común causante de ésta, además de otras, e la Escherichia Coli, que normalmente vive en el intestino. Esta bacteria ingresa en la uretra, y como las mujeres tienen la uretra mucho más corta que los hombres y está más cerca del ano, es más fácil que la infección se desarrolle con más frecuencia en las mujeres que en los hombres. Desde la uretra, la bacteria Escherichia Coli viaja a la vejiga, que es donde comúnmente se desarrolla la infección y también puede diseminarse y llegar a los riñones.

 

La mayoría de las veces, el organismo puede deshacerse de estas bacterias cuando orinaos. Sin embargo, las bacterias pueden adherirse a la pared de la uretra o la vejiga o multiplicarse tan rápido que algunas de ellas permanecen en la vejiga.

 

Bebiendo 2 litros de agua al día, podemos contribuir a un buen funcionamiento del aparato urinario. La orina que se produce después de filtrar la sangre a través del riñón, accede a través de los uréteres a la vejiga urinaria, donde se almacena hasta ser eliminada por la uretra.

 

Cuando al orinar sentimos dolor o escozor y las micciones son escasas y frecuentes, es muy probable que sea debido a la inflamación de vejiga urinaria, proceso conocido como vejiga urinaria, proceso conocido como cistitis. La orina al igual que la sangre, es un fluido estéril, carece de cualquier tipo de microorganismo. Por ello, cuando alguna bacteria accede a través de la uretra produce molestias e infección.

 

Las mujeres con más propensas a contraer una infección después de la relaciones sexuales o al usar un diafragma para el control de la natalidad. El embarazo debido a la presión que sufre la vejiga, también es otra de las causas. Con la menopausia, también aumenta el riesgo de padecer una infección urinaria.

 

Los síntomas son molestos de por sí, pero aún se complican más cuando aparecen de forma repetitiva. La aparición de más de 3 episodios de infección del tractor urinario en un año o de más de 2 episodios en un mes se considera infecciones urinarias recurrentes.

 

Las resistencias al ataque bacteriano suelen ir ligadas en muchas ocasiones a la repetición de tratamientos previos con antibióticos, ya que las propias bacterias acaban convirtiéndose en resistentes a la acción de dichos medicamentos.

 

Afortunadamente, la fitoterapia nos ofrece soluciones naturales para prevenir y tratar este problema. En este sentido cabe destacar la acción de las proantocianidinas del arándano rojo, las cuales constituyen una excelente alternativa terapéutica, tanto preventiva como de abordaje, al tratamiento con antibióticos, que ofrece grandes ventajas, como: ausencia de efectos indeseables producidos por la toma de antiobióticos; facilidad de adquisición, frente al inconveniente de conseguir recetas médicas para adquirir antibióticos (cuando se está de viaje, horas repentinas de aparición de la cistitis, etc.).

 

Según un estudios reciente publicado en BMC Infectious Diseases, la capacidad de las proantocianidinas (PAC) de los arándanos rojos es dosis dependiente; las dosis más altas son significativamente más eficaces en el mantenimiento de la salud urinaria. Esto significa que lo que de verdad debe evaluarse a la hora de tomas un complemento alimenticio de arándano es la cantidad de PAC que nos aporta y no la cantidad de arándano como especie.

 

Plantas para tratar la cistitis

- Arándano Rojo.

Planta conocida por sus propiedades antibacterianas y beneficios sobre el mantenimiento saludable de las vias urinarias, gracias a su contenido en proantocianidinas (PAC). Las proantocianidinas son pigmentos hidrosolubles que se encuentra en el arándano rojo americano y que actúan para que la bacteria colonizadora no consiga adherirse a las paredes de la vejiga. Las proantocianidinas impiden que esa bacteria se pegue al organismo yq ue provoque la infección. Las PAC no son exclusivas de los arándanos rojos, sino que se pueden encontrar en una gran variedad de alimentos, incluyendo el té verde, las uvas, las manzanas y el chocolate. Sin embargo, el principal tipo de PAC en el arándano rojo, es diferente al de estas otras fuentes. Las PAC del arándano rojo son las más eficaces para prevenir la adhesión bacteriana.

 

- Gayuba

Es una planta medicinal cuyo nombre latino traducido significa “uva del oso” debido a la predilección de estos animales por sus frutos. Son sus hojas las que poseen sus propiedades terapéuticas, ya que poseen una sustancia denominada arbútosido que se metabólica en hidroquinona y se elimina a través de la orina. Es desinfectante de las vías urinarias por sus propiedades antibacterianas con Escherichia coli, la bacteria responsable de numerosas infecciones de las vías urinarias (cistitis, uretritis, pielitis, litiasis, etc.). La gayumba es una fuente importante de caninos de propiedades antiinflamatorias y diuréticas, que favorecen el aumento del volumen de la orina y la eliminación renal de la urea.

 

- Brezo

Cuando la gayumba se asocia con el brezo, otro antiinflamatorio urinario, la combinación resulta muy interesante eficaz en el tratamiento de fondo de la cistitis y para prevenir las recidivas.

 

El brezo es una planta medicinal con acción como antiinflamatorio urinario. Son sus flores las que se utilizan por su contenido en flavonoides y caninos, ya que estos componentes otorgan la acción antiinflamatoria que actúa especialmente sobre las paredes de la vejiga y alivian los dolores que pueden ir asociados a la cistitis.

 

El brezo, además, es un buen diurético, y resulta en casos de infecciones urinarias ya que es una ayuda excelente a la hora de eliminar toxinas.

 

Reforzando el organismo

Como complemento al tratamiento con fitoterapia se puede tomar un suplemento que contenga periódicos + probióticos, que ayude a repoblar la flora bacteriana beneficiosa. Por otra parte la vitamina C, que podemos consumir acompañando el tratamiento con un como de cítricos, aumenta las capacidades inmunoestimulantes del organismo frente a infecciones bacterianas.

 

Via: Revista Vida Natural nº 38