91 314 78 36L - V 10h - 14h y 16h - 18h

Bienvenido Entrar

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

Más información Gestionar cookies

Coenzima Q10, un gran antioxidante

Publicado el 07/06/2015

coenzima q10,ubiquinona,energía,antioxidante,antifatiga,salud cardiovascular,antienvejecimiento,presión arterial,herbolario online,cosmética natural,tratamientos naturales,productos naturales


La coenzima Q10 (Co Q10) es una sustancia parecida a una vitamina liposoluble, que existe de forma natural en todas las células del cuerpo y que resulta imprescindible para la producción de energía en las células. Esta molécula se denomina también ubiquinona ya que es producida por prácticamente todos los organismos con metabolismo respiratorio. Forma parte de las membranas de las mitocondrias, que son los orgánulos de las células encargados de la producción de la mayor parte de la energía que requiere nuestro organismo.

 

Las concentraciones más altas de la coenzima Q10 se encuentran en el corazón, los riñones, el hígado y los músculos porque son los órganos que requieren más energía. Puede ser sintetizada por el organismo y también es consumida a través de la dieta.

 

Las principales funciones de la coenzima Q10 son convertir la energía de los carbohidratos y los lípidos en forma de energía utilizable por las células, y proteger a células, tejidos y órganos de la acción oxidante y perjudicial de los radicales libres que están implicados en los procesos de envejecimiento y en el desarrollo de problemas de salud.

 

Coenzima Q10: aumenta la energía y disminuye la fatiga física

Diversos centros de investigación de medicina del deporte han estudiado el papel de la coenzima Q10 como ayuda para incrementar el rendimiento físico entre deportistas. Quienes practican ejercicio físico intenso y de alto rendimiento, que exige un gran trabajo cardíaco y muscular, recurren a estos suplementos por su reconocido efecto positivo en el alivio y la prevención de la fatga física. Es una coenzima elemental de todas las células del cuerpo, que les permite maximizar la obtención de energía a partir de la utilización de los nutrientes de los alimentos.

 

La coenzima Q10 forma parte de las membranas de las mitocondrias, los orgánulos celulares encargados de la producción de la mayor parte de la energía que requiere el organismo. En la mitocondria se produce ATP (la "pila" biológica de las células), una molécula encargada de ceder la energía necesaria a todos los procesos celulares que la requieren, como la contracción y la relajación muscular.

 

La práctica de ejercicio, genera una sobrecarga de radicales libres a consecuencia de una respiración más rápida. Este mayor efecto oxidan puede traducirse en daño celular y alteraciones funcionales diversas, como la sobrecarga muscular y, por consiguiente, la merma del rendimiento deportivo. En este sentido el efecto antioxidante de la coenzima Q10 resulta muy beneficioso en la práctica de ejercicio.

 

Componente antifatiga: la fatiga es la manifestación del agotamiento de la energía mitocondrial. La debilidad de la funcionalidad de los órganos es inherente a la edad; el corazón, los riñones, el cerebro y demás órganos de las personas mayores es menos funcional y menos eficiente en sus acciones. También se siente más la fatiga cuando se exige un trabajo extraordinario y continuo a los órganos que consumen gran cantidad de energía, como el corazón y el músculo, así sucede cuando se practica deporte.

 

El mecanismo principal por el cual la coenzima Q10 protege contra el agotamiento celular consiste en que su ingesta extra mantiene la energía mitocondrial.

 

En estudios realizados a doble ciego para valorar la resistencia a la fatiga o el retraso de su aparición, tras la realización de diversos ejercicios físicos, así se ha demostrado.

 

Los investigadores comprobaron que la administración oral de la coenzima Q10 mejora el rendimiento físico y la sensación subjetiva de fatiga durante los ensayos. De los resultados se deduce que este suplemento podría aumentar la tolerancia al esfuerzo e impedir la merma del rendimiento deportivo, así como disminuir la fatiga física tras la realización de esfuerzo físico.

 

Coenzima Q10: el nutriente antienvejecimiento

La coenzima Q10 es una sustancia presente en las mitocondrias y en todas las membranas celulares en las que actúa en procesos esenciales para la supervivencia de la célula. Como antioxidante, la coenzima Q10 ayuda a neutralizar los efectos nocivos de los radicales libres implicados en los procesos de envejecimiento. El contenido de coenzima Q10 disminuye con la edad.

 

La prevención es esencial para retrasar los efectos debidos al envejecimiento. Existen nutrientes como la coenzima Q10 que protegen las células, tejidos y órganos frente a ciertos factores que pueden contribuir al proceso de envejecimiento:

 

  • La coenzima Q10 es una sustancia natural que se encuentra en todas las células del cuerpo humano. Actúa como una de las principales fábricas de energía del organismo humanos, energía que es utilizada para la regeneración y la reparación del daño celular.
  • Como antioxidante, resulta ser muy importante a la hora de retardar el estrés oxidativo celular y, con ello, el envejecimiento. Esta coenzima impide que los radicales libres dañen las células, siendo este efecto causa fundamental del envejecimiento celular y de aparición de ciertas enfermedades como las cardiovasculares. Estos radicales libres se originan por los efectos del sol, factores como el tabaco, la contaminación ambiental o el estrés.
  • A nivel cutáneo, es un agente activo muy poderoso que actúa como protector de la membrana celular. Protege la piel del envejecimiento prematuro, debido al estrés oxidativo. Restaura la barrera lipídica cutánea y favorece la buena función de las membranas celulares. Proporciona firmeza, suavidad y un buen tono a la piel.
 

Coenzima Q10: salud cardiovascular

Diversas investigaciones sugieren que el efecto beneficioso de la coenzima Q10 en la prevención de enfermedades cardiovasculares se debe principalmente a su capacidad de actuar como antioxidante.

 

Estudios realizados han demostrado que suplementos de coenzima Q10 administrados en el plazo de los tres primeros días después de un infarto podían reducir la posibilidad de sufrir nuevos infartos.

 

Como antioxidante, la coenzima Q10 puede inhibir potencialmente los efectos nocivos que contribuyen a la formación de al ateroesclerosis al inhibir la oxidación del LDL colesterol (colesterol malo) que es una de las causas de formación de ateromas y porque además es uno de los principales del tejido cardiaco, favorece su oxigenación y combate los radicales libres, por lo que puede contribuir al tratamiento y prevención de problemas cardiacos (angina de pesco, infartos, etc.).

 

Los niveles de coenzima Q10 de ven mermados en el músculo cardiaco de los pacientes con insuficiencia cardiaca, siendo el déficit de esta molécula cada vez más pronunciado a medida que la enfermedad se agrava.

 

Además, se ha visto que los niveles de coenzima Q10 tienden a ser más bajos en personas con colesterol alto, en comparación con personas sanas de la misma edad.

 

Por otra parte, se ha observado que algunos medicamentos reductores del colesterol, las estatinas, parecen disminuir los niveles naturales de coenzima Q10 en el organismo, por lo que parece que la suplementación con coenzima Q10 podría ser beneficiosa para los pacientes que toman estatinas, tanto a nivel cardiovascular como para ayudarles a conservar la energía.

 

Varios estudios clínicos sugieren que la coenzima Q10 puede ayudar a bajar la presión arterial.

 

Otras aplicaciones

  • Ralentiza la progresión de enfermedades neurodegenerativas: diversos estudios revelan que la coenzima Q10 puede ayudar a retardar los síntomas de diversos trastornos nerológicos como la enfermedad de Huntington, Alzheimer y la enfermedad de Parkinson.
  • Diabetes: estudios clínicos demuestran que el consumo de Coenzima Q10 ayuda a controlar los niveles de glucosa en sangre por sus efectos hipoglucemiantes.
  • Coadyuvante en resolución de enfermedades periodontales (especialmente en encías que sangran abundantemente e inflamadas). Estudios clínicos han demostrado que las personas con enfermedad periodontal tienden a tener niveles bajos de coenzima Q10 en las encías, los suplementos de coenzima Q10 contribuyeron a una curación y reparación de los tejidos más rápidas.
  • La coenzima Q10 fortalece el sistema inmune ya que incrementa la capacidad fisiológica de utilización de oxígeno sobre todo en situaciones de estrés y eso favorece la función de las células del sistema inmunológico. Asimismo reduce la toxicidad de numerosos medicamentos.
  • Puede ayudarnos a reducir el peso de manera natural en personas con niveles bajos de la misma. Las personas obesas y las que hacen dietas muy estrictas suelen presentar niveles bajos de coenzima Q10.
  • Los pacientes con distrofia muscular parece que poseen niveles reducidos de coenzima Q10. La suplementación con coenzima Q10 puede mejorar su calidad de vida.
  • En procesos alérgicos ya que, la coenzima Q10, a algunas personas, les sirve de antihistamínico natural.