91 314 78 36L - V 10h - 14h y 16h - 18h

Bienvenido Entrar


Propiedades del aceite de Árbol de Té

Publicado el 12/12/2012

 

Los Aborígenes australianos conocen desde hace milenios la utilización de Melaleuca Alternifolia con fines medicinales. La obtención de pócimas y remedios de uso externo a partir de las hojas aromáticas del árbol del té, tiene su origen en la tribu Bundjalung, que la utilizaban en el tratamiento de infecciones y enfermedades cutáneas.

 

En 1770 el marinero inglés James Cook, observó como los aborígenes trataban con éxito las diferentes enfermedades cutáneas, por lo que decidió llevar este remedio a Europa para su estudio. Desde entonces se ha extendido su uso hasta nuestros días, siendo el aceite esencial más utilizado en mediana natural. Se obtiene por destilación por vapor de agua de las hojas de Malaleuca Alternifolia, en la que se volatilizan las sustancias que forman el aceite, para posteriormente enfriarlas y recogerlas en estado líquido y ser envasadas rápidamente manteniendo su pureza.

 

A esta esencia se le atribuyen multitud de propiedades, aunque hay que centrase en que se trata de un potente antiséptico, antimicrobiano y antimicótico. De esta manera podemos indicar que sus principales usos son:

 

  1. Erupciones, irritaciones, piel seca, alergias: Aplicar 1 o 2 gotas directamente en la zona afectada, no más de tres veces al día, para ayudar a reducir la inflamación y el dolor.
  2. Cortés pequeños: Una vez limpiada la zona afectada, mezclar 2 gotas de aceite con 100 ml de guía y aplicar en la zona afectada.
  3. Picaduras de insectos: Aplicar una gota directamente sobre la picadura, para calmar el picor y aliviar la zona afectada.
  4. Para tratar hongos e infecciones en las cutículas de los pies y manos: Lavar y secar bien las áreas afectadas de la piel. Aplicar directamente sobre la zona afectada tres veces al día.
  5. Pieles con tendencia acneica: Aplicar directamente sobre el área afectada durante tres veces al día. completar el tratamiento realizando baños de vapor, al que se le añaden 8-10 gotas de aceite en un recipiente con agua caliente, cubriendo la cabeza con una toalla.
  6. Herpex simples en los labios: Aplicar directamente sobre la lesión aceite de árbol del té, varias veces al día, para calmar el dolor y ayudar a reducir la inflamación. Una vez que la lesión se haya secado, aplicar aceite de árbol del té diluido (3 gotas en 200 ml) para regenerar los tejidos.
  7. Para el cabello: Mezclar de 4 a 6 gotas con el champú habitual, para disminuir picazón y combatir la caspa, piojos y hongos.
  8. Para descongestionar: Realizar baños de vapor para tratar la congestión y la sinusitis, para ello poner 4 gotas en el humificador.

Por ultimo, nos gustaría apuntar un par de anécdotas sobre la historia de esta esencia:

 

  • Su nombre, árbol del té, fue otorgado por James Cook y su equipo, puesto que ingeniosamente habían utilizado sus hojas como sustitutivo de esta infusión.
  • Durante la Primera Guerra Mundial los soldados australianos portaban aceite de árbol del té como desinfectante convirtiéndolo en un remedio muy popular entre las tropas aliadas, lo que provocó una alta demanda de producción obligando al gobierno de Australia a exentar a los productores del servicio militar.

Comentarios

Sin comentarios por el momento

Sólo usuarios registrados pueden enviar comentarios