91 314 78 36L - V 10h - 14h y 16h - 18h

Bienvenido Entrar

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

Más información Gestionar cookies

Guía práctica para regular el colesterol

Publicado el 26/05/2014

colesterol,ldl,hdl,bajar colesterol,arterioesclerosis,niveles de colesterol,triglicéridos,herbolario online,cosmética natural,tratamientos naturales,productos naturales

 

¿Qué es el colesterol?

El colesterol es una molécula lipídica (sustancia grasa) que desempeña importantes funciones en el organismo. De color blanco y textura parecida a la cera, la palabra que lo define deriva del griego: chole (bilis) y stereos (sólido). La parte final del termino colesterol, es decir la desinencia "ol" se debe a la presencia de un grupo alcohólico en su estructura.

 

¿Amigo o enemigo?

En sí mismo el colesterol no es malo sino todo lo contrario, es indispensable para la vida de los animales. Los seres humanos somo capaces de producir la mayor parte de colesterol necesario para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo y solo una pequeña parte se asimila a través de los alimentos.

 

Alguna funciones biológicas del colesterol.

  • Es un componente esencial de la mebrana celular de los animales y tiene la función de aumentar su estabilidad mecánica (aunque su exceso puede ser perjudicial porque disminuye la fluides de la misma).
  • Regula el intercambio de sustancias mensajeras a través de la membrana celular.
  • Apoya el crecimiento y la priliferación celular.
  • Es el precursor de hormonas indispensables para la vida como la testosterona entre otras.
  • Desempeña un papel importante en el desarrollo embrionario.
  • El colesterol producido en el hígado sirve, en su mayoría, para generar bilis que es utilizada para emulsionar las grasas de los alimentos y permitir su absorción a nivel intestinal.

 

¿Por qué el colesterol no debe ser elevado?

El colesterol no circula libremente por la sangre. De hecho, su molécula se une a proteínas específicas formando estructuras complejas llamadas lipoproteínas.

 

Las lipoproteínas de baja densidad (LDL) transportan el colesterol hacia las células liberando la parte en exceso en las paredes de los vasos sanguíneos dando lugar a las placas arterioescleróticas.

Las lipoproteínas de alta densidad (HDL), al contrario, se encargan de remover el colesterol desde las arterias y llvarlo al hígado para su excreción.

 

Tener un nivel elevado de colesterol HDL, permite disminuir el efecto negativo del LDL, en la formación de las plcas: eso explica porque es más importante tener en cuenta la relación HDL/LDL que el valor total de colesterol.

 

¿Qué es el índice de riesgo cardiovascular?

UN valor de colesterol taol en la sangre (colesterolemia) superior a la media no es por sí mismo una razón para preocuparse. Sin embargo, se debería considerar el índice de riesgo cardiovascular que representa la relación entre el colesterol total y el colesterol "bueno" HDL; este indice para un sujeto sano debe ser inferior a 5 si se trata de un hombre y de 4,5 si es mujer.

 

Cuando se evalúa el resgo cardiovascular hay que recordar que también influyen otros factores tales como: humo, hipertensión, sobrepeso, sedentarismo, estrés, ingesta escasa de fruta y verdura, exceso de alcohol.

 

¿Qué son los triglicéridos?

Los triglicéridos son una forma de grasa presente en la sangre y representan una fuente importante de energía para todo el organismo. Parte de los triglicéridos se introducen con la dieta y otros son generados por el cuerpo.

 

Cuando su valor en la sangre es elevado (superior a 150 mg/dl), aumenta el riesgo cardiovascular y, por lo tanto, es necesario actuar para reducir su presencia.

 

Los triglicéridos pueden ser elevados a causa de una predisposición hereditaria, una alimentación rica en grasas o un consumo excesivo de alcohol.

 

10 consejos útiles para combatir el colesterol.

  1. El hábito de fumar impacta negativamente sobre la salud cardiovascular porque produce una elevación de la concentración de colesterol total y por ende, del riesgo coronario de que se obstruya una arteria.
  2. Ingerir abundantes frutas (manzana, naranja, pera, piña), verdura (lechuga, zanahoria, espinaca, cebolla, brócoli, ajo) y cereales (avena, centeno, salvado de trigo) que poseen propiedades beneficiosas para el metabolismo del colesterol.
  3. Moderar el consumo de productos de origen animal como carne roja, embutidos, lácteos y huevos que tienen grasas saturadas que aumentan el colesterol.
  4. Como pescado azul (atún, sardinas, salmón, arenque) al menos dos veces por semana. Su elevada cantidad de ácidos grasos poliinsaturados del tipo omega 3 aumenta los niveles de colesterol HDL "bueno" disminuyendo los niveles de colesterol LDL "malo" y de esta forma se minimizan los riesgos de enfermedades cardiovasculares.
  5. En cocina, utilizar preferentemente aceites vegetales como el extra virgen de oliva, lino o soja.
  6. Evitar platos precocinados, fritos o de larga cocción que pierden la gran mayoría de las vitaminas contenidas en los alimentos y son ricos en grasas.
  7. Adelgazar si existe una condición de obesidad o sobrepeso. El descenso de peso viene acompañado de un descenso en las cifras de colesterol.
  8. Hacer ejercicio regularmente para mantener en actividad el flujo sanguíneo y quemar las grasas en exceso.
  9. El estrés influye sobre el colesterol. La relajación y los cambios de actitud ante los problemas de la vida ayuda a disminuirlo.
  10. En el caso de los problemas cardiovasculares, así como en numerosas otras patologías, es muy importante la prevención. Es importante llevar a cabo los controles rutinarios recomendados.