91 314 78 36L - V 10h - 14h y 16h - 18h

Bienvenido Entrar

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

Más información Gestionar cookies

8 de marzo Día de la Mujer: mujeres brillantes de la historia de la medicina y de la botánica

Publicado el 06/03/2021

8 de marzo día de la mujer,dia de la mujer,dia internacional de la mujer, mujeres en la ciencia, mujeres importantes en la ciencia, herbolario online

El 8 de marzo es el Día Internacional de la Mujer. En esta fecha se conmemora la reivindicación del papel de las mujeres en la sociedad. Se trata de una fecha instituida por las Naciones Unidas en 1975 para sensibilizar a las personas y a las instituciones sobre los problemas que han atentado y todavía vulneran los derechos de las mujeres.

 

Desde Herbolario Salud Natural, queremos unirnos a la conmemoración del Día de la Mujer recordando el importante papel de las mujeres como sanadoras en la historia.

 

El listado de las mujeres que con su trabajos y luchas han contribuido al desarrollo de la ciencia y la emancipación de la mujer sería demasiado largo para ser tratado en un solo post. Por esto, en nuestro homenaje a las mujeres queremos destacar las historias de 5 mujeres brillantes que han influido en la historia de la medicina y de la botánica medicinal.

 

Hagnódica (siglo IV a.C.)

Hagnódica, o Agnodice, es conocida por ser la primera mujer ginecóloga de la historia. Nació en Atenas en una familia aristocrática y en una sociedad que consideraba a las mujeres inferiores. Su destino hubiera sido el mismo de cualquier otra joven de su edad, casarse y procrear, si no hubiera tenido una gran determinación por emprender los estudios en medicina. 

 

Desde luego, estudiar no era una opción para las mujeres en Grecia en ese período, por lo que Hagnódica, gracias también al apoyo de su padre que la ayudó a conseguir el aspecto de un hombre, pudo acceder a los estudios y dedicarse a su pasión. 

 

Se convirtió en la primera mujer ginecóloga que se conozca, aunque para ejercer tuvo que mantener su aspecto masculino. Por su profesionalidad se ganó la confianza de un gran número de mujeres y con la popularidad llegó la envidia de sus colegas y las calumnias sobre su forma de trabajar.

 

Hagnódica fue acusada de seducir a sus pacientes y durante el juicio decidió desvelar su identidad, por lo que, además, se la acusó de otro delito. Pues ejercer la medicina que en esa época estaba prohibido a las mujeres. Gracias a la oposición de una multitud de mujeres que se levantaron en contra del juicio, Hagnódica fue absuelta y consiguió el cambio de la ley que impedía el acceso a los estudios de medicina a las mujeres.

Hildegarda de Bingen (1098-1179)

Hildegarda de Bingen fue una abadesa alemana con ideas revolucionarias que se convirtió en un personaje de gran influencia moral, social y política en su época.

 

Desde la infancia experimentó visiones proféticas y en la adolescencia optó por la vida monástica. A lo largo de su vida fue una ávida estudiosa y sus intereses abarcaban desde la medicina y la farmacología, hasta la poesía, la teología, la música, la política, etc.

 

Además de ser considerada una precursora del movimiento de emancipación de la mujer, por levantar temas como la opresión sexual a la que estaba sometido el género femenino, se dedicó al cuidado de los enfermos y a la investigación de las plantas medicinales y sus propiedades

Jeanne Baret (1740-1807 )

También se conoce como “la mujer de las hierbas” y siguiendo el ejemplo de Agnodice tuvo que ocultar su identidad femenina para obviar los obstáculos que la sociedad de su período imponía a las mujeres. Solo así, Baret pudo dedicarse a su pasión: la botánica medicinal

 

Desde niña pasaba el tiempo recolectando y clasificando plantas y se formó en botánica como autodidacta, consiguiendo grandes conocimientos.

 

El nombre de Jeanne Baret destaca entre las mujeres de la historia también por otro motivo. Fue la primera mujer en dar la vuelta al mundo. Pudo realizarla disfrazada de hombre con la expedición de Bougainville como asistente del naturalista Philibert Commerson. Durante la expedición pudo recolectar y clasificar entre 3.000 y 6.000 nuevas plantas.

Elizabeth Blackwell (1821-1910)

Elizabeth Blackwell, a diferencia de Hagnódica, no tuvo que cortar su pelo y vestir con prendas masculinas para dedicarse a la Carrera de Medicina. No obstante, su acceso a los estudios y la carrera en sí no fueron experiencias fáciles. Antes de convertirse en la primera mujer médica que logró ejercer esta profesión, fue rechazada por más de 20 universidades y durante los estudios tuvo que soportar los prejuicios de sus colegas y de una sociedad patriarcal donde la mujer no era bien vista en ambientes académicos.

 

Además de su empeño como médica, trabajó durante toda su vida para difundir información para mejorar la salud y la higiene femenina.

 

Junto con su hermana fundó una Escuela de enfermería para mujeres y la Universidad de Medicina para mujeres. 

Juliette de Baïracli Levy (1912-2009)

Fue una herbolaria conocida internacionalmente por ser una pionera en la aplicación de la medicina natural en animales.

 

Juliette nació en Reino Unido en una familia rica y ya desde niña tenía una gran pasión por la naturaleza y los animales. Esta pasión la llevó a elegir la carrera universitaria en veterinaria, aunque se dio cuenta muy pronto de que en la universidad no aprendería lo que ella quería, es decir, curar a los animales con las plantas

 

Por esto, después de los primeros años universitarios abandonó los estudios y decidió emprender un viaje para aprender el uso de las plantas medicinales con las poblaciones nómadas y los campesinos.

 

Viajó durante años y gracias a su trabajo pionero salvó la vida de muchos animales aprovechando las propiedades medicinales de las plantas.

 

Juliette de Baïracli Levy también escribió varios libros sobre el estilo de vida nómada y el uso de plantas medicinales para el cuidado de las personas y de las mascotas que siguen siendo obras de referencia en la actualidad.